“Ecuador entre dos siglos”, de Osvaldo Hurtado se presentó en la UDLA

noticias5

noticias5

“El mérito de redactar de forma clara la complejidad nacional es una invalorable contribución. La misma que se pone al alcance del ecuatoriano medianamente ilustrado, con la clave para descifrar los misterios de un país al borde de un infarto cerebral”.

Así introdujo el periodista y escritor Simón Espinosa a la lectura del libro: “Ecuador entre dos siglos”, de Osvaldo Hurtado, que se presentó la noche del 9 de noviembre de 2017, en el auditorio de UDLAPark.

El libro, “es un aporte intelectual histórico de la realidad del país, un intento por sintetizar estos años difíciles que ha vivido el Ecuador”, puntualizó Carlos Larreátegui, Rector de la UDLA, durante la presentación.

Osvaldo Hurtado en la UDLAOsvaldo Hurtado, reconocido político, académico, sociólogo busca, a través de su obra, propiciar el debate con base en un riguroso análisis de la historia económica, política y social del país. “Ecuador entre dos mundos” se presenta como la última parte de la trilogía, en la que el autor ha trabajado desde 1969, cuando publicó “Dos mundos superpuestos”.

El libro recorre por un período en el que se evidencian “cambios en la realidad del mundo, en las formas cómo se conducen las políticas, en la modificación de los sistemas de producción y en el descomunal avance de la tecnología”, destacó Abelardo Pachano, ex Presidente de Produbanco y destacado representante empresarial.

“`Ecuador entre dos siglos` relata la historia, la cuenta, la expone, la testimonia. En este libro es inevitable reconocer al autor como protagonista. No obstante, sostiene el sello de sus obras que es su metodología rigurosa y distinta de esa influencia filomarxista que ha afectado la solidez de las ciencias sociales y los textos de historia”. Así lo indicó Diego Ordoñez, abogado, político, articulista quien también estuvo a cargo de brindar unas palabras durante el acto de presentación del libro.

El paisaje económico: crecimiento, deuda, crisis, desarrollo; el paisaje social: cambios sociales, nueva sociedad, indígenas, mujeres, clase media; el paisaje político: transición democrática, orden constitucional, actores políticos, democracia y autoritarismo y; el paisaje de las ideas: integración y libre comercio, capital social, paz con Perú, son algunos de los temas por los que recorre el libro y que fueron destacados por Simón Espinosa.

“En la cima (de la montaña con la que Simón Espinosa hace una analogía del libro) encontramos a Osvaldo en plena reflexión, piensa por qué un país tan rico y tan bello está tan atrasado. Ustedes hallarán la respuesta en el libro”, dijo el intelectual.

Para Diego Ordoñez, los rasgos culturales y las idiosincrasias regionales son una parte importante del libro y son temas cruciales para resolver los problemas del futuro. “Allí se encuentra la causa eficiente del nivel de desarrollo, la perenne inestabilidad institucional y de los altos niveles de corrupción”, dijo.

A esta idea, Simón Espinosa añadió que, “Ecuador entre dos siglos”, muestra el provincianismo, la egolatría y donde “lo económico y lo social aplauden encima de una fina línea roja, debajo de la cual está lo político y las ideas que se tapan la cara de vergüenza”.

Ante el panorama, que puede resultar desalentador, se muestra una perspectiva de luz y de esperanza con propuesta para el cambio. “Sin crecimiento, no hay desarrollo. No es posible pensar en un mundo con cambios que mejoren los índices de pobreza o de distribución del ingreso, sin la participación de los tres grandes socios: trabajadores, empresarios y el Estado”, reflexionó Abelardo Pachano a partir de la publicación. (DB)