Estudiante de la Maestría en Comunicación con mención en Dirección de Redes Sociales de la UDLA, experto en el entorno digital

La tecnología no pide permiso. Actualmente existe un constante desarrollo de herramientas digitales que están modificando la forma en que se relacionan los diferentes actores sociales. Sin embargo, este proceso de transformación no está siendo acompañado de una adecuada reflexión. Es tal la situación que los responsables de los departamentos de marketing y comunicación, muchas veces no saben cómo aprovechar los insumos tecnológicos en beneficio del negocio.

Y eso ocurre, según Esteban Castillo, estudiante de la Maestría en Comunicación con mención en Dirección de Redes Sociales de la UDLA, por deficiencias en los modelos educativos que derivan en la falta de visión estratégica.

A través de una interesante entrevista, Esteban compartió su visión sobre cómo mejorar dicho escenario.

¿Cuál es la situación tecnológica en el país?

La tecnología está superando nuestra capacidad de entendimiento. Las empresas no están observando a las redes sociales, y en sí, a todas las aplicaciones móviles, desde una perspectiva comercial; es decir, no ven las oportunidades que una adecuada gestión brinda al crecimiento del negocio. Este fenómeno se explica por la falta de conciencia sobre lo digital y una marcada resistencia al cambio.

¿Qué hacer ante este escenario?

El desarrollo tecnológico requiere de experimentación. Cada día surgen nuevas aplicaciones y, por no indagar sobre su funcionamiento, no se está logrando identificar su verdadero potencial. En Ecuador no existe un empoderamiento de lo digital: se discute sobre las conveniencias de una aplicación, cuando en otros países, el debate está en cómo ésta contribuye al éxito.

¿Cómo revertirlo?

Como mencioné, la clave está en experimentar. Sin la aproximación, exploración y evaluación de las distintas aplicaciones, no se puede definir una estrategia que permita alcanzar los objetivos del negocio. La tecnología otorga eficiencia y eficacia. Por ello, el reto está en comprender su lógica para ajustarla y aplicarla en función de las necesidades de la organización.

¿Cuál es el impacto sobre las personas?

La tecnología está modificando las dinámicas sociales. Hace 10 años, la interacción era muy distinta a la que se presenta con el entorno digital. Comprender esta realidad constituye el primer paso para construir una estrategia. Las redes sociales exigen de otros modelos comunicativos. Actualmente, todo está centrado en el user experience; en despertar emociones y sensaciones. De ahí que los expertos deban enfocarse en analizar los comportamientos, gustos y preferencias de las personas.

¿De qué manera se realiza una adecuada campaña en el ámbito digital?

El primer paso para definir una estrategia consiste en comprender la dinámica de un negocio: sus públicos, relaciones y problemas; en otros términos, es ponerse en contacto con la cotidianidad. El principal error está en no salir de la zona de confort. Las agencias conciben a las campañas publicitarias desde el escritorio, sin comprender las distintas realidades.

¿Cuál es el siguiente paso?

Los expertos debemos brindar una asesoría holística. El desarrollo tecnológico debe ser visto como un proceso. Por ejemplo, cuando la mayoría de agencias venden páginas web, sólo llegan hasta comprobar su funcionamiento y no explican cómo atraer a más clientes a través de ella. En ese sentido, no se está comprendiendo a la comunicación como un eje de innovación que abre nuevas posibilidades y brinda valor agregado.

Sobre nuestro entrevistado:

Esteban Castillo tiene más de 15 años de experiencia en pensamiento estratégico aplicado a la comunicación integral. Consultor en innovación estratégica y publicitaria, posee una amplia experiencia en la creación de productos y estrategias de marketing 360º. Es CEO de Reset, firma consultora en innovación.

Sobre la Maestría.

La Maestría en Comunicación con mención en Dirección de Redes Sociales es un programa de alto nivel que tiene por objetivo formar una nueva generación de comunicadores que asuma los retos de la producción para los medios digitales, incorporando técnicas innovadoras de elaboración de contenidos multimedia, comunicación móvil, narrativas transmedia y mensajes para medios hiperlocales. El plan de estudios es de vanguardia y ofrece tanto conocimientos técnicos como habilidades gerenciales. (NC)