El éxito de una empresa se mide en sus clientes

Con la participación de representantes de diversas organizaciones del país, se inició la Certificación Internacional en Servicio al Cliente, organizada por la Universidad de Las Américas en alianza con el Service Quality Institute (SQI). Este curso expone cómo desplegar una cultura de servicio que contribuya a mejorar la experiencia que brindan las empresas, a partir de una metodología sistémica y estructurada.

La inauguración estuvo a cargo de Giuseppe Marzano, decano de la Facultad de Posgrados, quien resaltó el compromiso de excelencia que tiene la UDLA para desarrollar sus programas de Educación Continua: “actualmente, el éxito de una empresa pasa por la calidad y experiencia de servicio; razón por la cual, vimos la necesidad de organizar un curso que esté en línea con este requerimiento corporativo. Para su efecto, suscribimos un convenio con el líder global en dicha materia: Service Quality Institute”.

Sergio Flores, director ejecutivo de SQI en América Latina, destacó la importancia que para su firma significa trabajar con una de las instituciones de educación superior más prestigiosas del país. “Nos gratifica ver cómo en Ecuador, se están impulsando mecanismos que apuntan al fortalecimiento de la competitividad”. La Certificación Internacional en Servicio al Cliente, por su alto componente práctico, está orientada a generar cambios de modo que los clientes se conviertan en el eje operativo de cada empresa.

Al respecto Mynor Izquierdo, director de consultoría de SQI, indicó que el principal diferencial del curso está en su aplicabilidad. “El programa es fundamentalmente práctico. Más allá de la planificación, lo que buscamos es la ejecución […] generalmente, las empresas priorizan la presentación de una estrategia, cuando lo fundamental está en cómo se implementa lo que está descrito en el papel.”

La gente paga más por una experiencia que por un producto. Sin embargo, en las empresas, la lógica está centrada en las ventas y no en el trasfondo que está detrás de ellas: las transacciones son el resultado de una estrecha relación entre una organización y sus clientes. De ahí que el reto no esté en incrementar las utilidades, si no en lograr que los usuarios se enamoren de las marcas a través de vivencias emocionales.

Durante la primera jornada, los participantes comprendieron el valor que tienen las emociones al momento de realizar una compra; los pasos que se necesitan para crear marcas legendarias (más allá de las lovemarks); y la generación de experiencias que hagan regresar a los clientes una y otra vez.

Sobre el seminario ejecutivo:

La Certificación de Servicio al Cliente comprende 4.5 módulos, que se realizarán del 27 al 30 de noviembre, en el Auditorio del Campus Granados.

Para más información de las próximas jornadas, haga clic aquí. (NC)