AMÉRICA LATINA: DOS MODELOS UNA SOLA REGIÓN