163073179-790x340

Revista Addio la ficha que faltaba

Adió es una revista dedicada a los adultos mayores y sus familias. En este producto se exponen trabajos periodísticos con temas de salud, historias de vida, actividades y temas noticiosos. Esta es realizada por estudiantes de periodismo que hacen del adulto mayor el principal protagonista de notas informativas, perfiles, crónicas, reportajes y especiales fotográfico.

El proyecto es pertinente ya que En Quito existen 90 628 adultos mayores, es decir, el 5,9% de la población de la ciudad, según el INEC. La necesidad de información sobre actividades que pueden realizar los adultos es de gran interés para los mismos así como para sus familias. Es por ello, que esta revista presenta las actividades y opciones que posee el adulto mayor en cuestión de actividades como talleres y cursos ofrecidos por el sector público y privado. De igual forma, las historias de vida de sus contemporáneos buscan que el adulto se sienta identificado, encuentre nuevas opciones de distracción, grupos con los que se pueda compartir vivencias y adquiera información sobre los diferentes temas de salud que le pueden afectar en esa etapa de la vida.

Los objetivos son crear un medio de comunicación especializado para adultos mayores, proporcionar información útil sobre el envejecimiento saludable para los adultos mayores y sus familias, concienciar a la sociedad sobre el papel que cumplen los adultos mayores, brindar una gama de actividades que fomenten el desarrollo personal de este grupo etario.

El proyecto es sustentable ya que Busca ser un medio de distribución gratuita, financiado por pautaje. publicitario. En el proyecto se han involucrado 4 estudiantes y un docente. La revista se distribuye en: plazas, centros de 60 y piquito y del IESS.

“Ella y la calle”: Estudio sobre la Violencia contra las Mujeres en el Espacio Público

En Ecuador 8 de cada 10 mujeres sufren o han sufrido algún tipo de violencia física sexual o psicológica en el ámbito privado y a su vez doméstico. Sin embargo, este último ha sido naturalizado a través del acoso callejero que se esconde tras la excusa del piropo.

Este proyecto consiste que a través de elementos comunicacionales visuales, auditivos, interactivos y escritos se evidencia el acoso sexual callejero del cual son víctimas las mujeres de la ciudad de Quito. Testimonios, vivencias y opiniones profesionales proponen soluciones para erradicar este tipo de violencia. Es pertinente con la realidad nacional ya que según el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censo, aproximadamente un millón doscientas mil mujeres habitan la capital del Ecuador y el 70 % afirma sentir temor de transitar por los espacios públicos. Estas cifras representan la nulidad del derecho de las mujeres para disfrutar de los lugares externos y por ende se convierte en un grave problema que atenta contra la seguridad básica que debe otorgar un país. Con este proyecto se pretende evidenciar y concienciar sobre los derechos de las mujeres a ejercer su ciudadanía y disfrutar plenamente de la ciudad.

El proyecto se realizará en los espacios públicos de Quito y los servicios de transporte y la comunidad beneficiaria serán todas las usuarias de estos lugares. El objetivo general es sensibilizar y empoderar a la mujer con respecto al espacio público a propósito de la violencia de género en el transporte municipal.

El proyecto será autosustentable ya que se emplea en su mayoría un trabajo de campo que no requiere mayor inversión, y en el caso de ser necesaria una ayuda económica, se cuenta con el apoyo del Municipio de Quito y su fondo de proyectos para la erradicación de la violencia de género. La continuidad del programa se garantiza dado a que en cada sector de la ciudad de Quito se viven dinámicas diferentes, se cuenta con una amplia gama de historias periodísticas que permitirán una continuidad del proyecto. Además de que se cuenta con el aval del Gobierno y su plan de erradicación de la violencia. En este proyecto están involucradas permanentemente dos estudiantes.

Séptimo Sentido

El proyecto consiste en crear una revista en la que se plasman historias de vida de personas con discapacidad que han sabido salir adelante sin importar sus limitaciones físicas. Además de brindar servicios a las persona con discapacidad, sus familiares, y el público en general. Este proyecto es pertinente ya que en los últimos 4 años de gobierno se ha dado espacio para que las personas con discapacidad se sientan incluidas. Séptimo Sentido es una revista que trata de manera humana las historias, vivencias, realidades de personas con capacidades especiales. La importancia de este proyecto es proporcionar un servicio completo e integral a personas con capacidades distintas, sus familiares, las empresas públicas, privada y público en general. El objetivo general es crear un espacio en el que las personas con discapacidad y familiares puedan contar historias de vida y sean incluidas en la sociedad.

El proyecto será autosustentable por medio de la ayuda de las fundaciones e instituciones que apoyan a las personas con discapacidad. Séptimo Sentido será una revista con ayuda continua ya que día a día se obtienen logros con estas personas, además de la inserción social que tienen, el desarrollo y fomento de la productividad nacional se establece por medio de estas personas. Este proyecto beneficia alrededor de 2500 personas y están cuatro estudiantes involucrados en el proyecto.

Criaturas Texturales

Tradicionalmente, el uso de la lengua ha sido un asunto central y problemático, tanto en el ámbito académico como fuera de él. Esto se debe a que la palabra hablada y escrita es uno de los instrumentos fundamentales de la comunicación. Este proyecto se presenta como una iniciativa impulsada por la carrera de Periodismo, con el propósito de despertar el interés por el uso de la palabra oral y escrita y fomentar su correcto uso, tanto dentro como fuera de la comunidad académica. Todo ello en sintonía con el nuevo modelo educativo que se está implementando en la institución y cuya lógica radica en hacer del aprendizaje un proceso dinámico, entretenido y, sobre todo, enfocado a la práctica. En definitiva, en la noción de “aprender haciendo”.

Del correcto uso de la palabra depende directamente la estructuración del razonamiento y el planteamiento de ideas, posturas y proyectos. Ello implica, entonces, que el manejo del lenguaje esté íntimamente ligado con la exitosa consecución de metas en todos los aspectos de la vida, incluido, desde luego, el profesional, indistintamente de la carrera que se haya elegido estudiar.Concienciar a las comunidades académica y externa acerca del buen uso de la lengua por medio de actividades lúdicas.
En este proyecto se han involucrado 69 estudiantes y cinco docentes y beneficiará a 500 personas.