Pequeñas acciones reducen la huela ecológica personal

El Comercio

Los hábitos de consumo determinan el impacto o huella ecológica que cada persona genera al medio ambiente, es decir se evalúan las áreas de tierra y agua biológicamente productivas que se requieren para elaborar los recursos que la población específica consume; y para absorber los desechos generados. “La huella ecológica está dada por toda la cadena de producción que significa tener en la mesa, por ejemplo, una lata de atún, los preservantes que se emplean, la cantidad de especies que se pescan para eso, entre otras cosas”, refiere Daniel Hidalgo, químico ambiental y docente de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Las Américas UDLA. El Ministerio del Ambiente (MAE) tiene una calculadora de huella ecológica que consulta sobre aspectos como el consumo de productos animales, miembros de la familia y la adquisición de muebles en el año. En caso de que una persona consuma en promedio 4 veces a la semana productos lácteos y carne en la misma frecuencia y su comportamiento también tenga el resto de la población, es que se requeriría la capacidad regenerativa equivalente a un planeta por año para asumir.

160717tgfudla2

Carrera Ambiental
Fecha 2017-07-16
Medio El Comercio
Vocero Daniel Hidalgo