En un emotivo acto realizado en la UDLA, Quito recordó a las víctimas del Holocausto

Con un emotivo acto simbólico realizado en las instalaciones de la Universidad de Las Américas, la comunidad judía en Ecuador conmemoró este pasado viernes, el Día Internacional en memoria de las Víctimas del Holocausto, en el marco de un aniversario más de la liberación del mayor campo de exterminio nazi, ubicado en Auschwitz – Birkenau en Polonia por parte del ejército soviético.

Con el lema, “El rol del testimonio del sobreviviente en la conservación de la memoria” sobrevivientes del genocidio, familiares, estudiantes y autoridades se dieron cita en el Patio de las Culturas en Campus Granados. Entre los asistentes estuvieron Fanny Macovitz y Garti Zentner, sobrevivientes directas del Holocausto quienes fueron las encargadas de encender las velas para honrar a sus antepasados.

Este encuentro estuvo dirigido por Carlos Larreátegui, Rector de la UDLA, Saadia Sánchez, Directora de la oficina de la Unesco en Quito, Edwin Yabo, Embajador del Estado de Israel en Ecuador, Abraham Vigoda, Presidente de la Comunidad Judía en Ecuador, Arnaud Peral, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas y Representante de Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Ecuador, John Gillespie, Director de la Unidad Educativa Albert Einstein y Martin Langer, Consejero Comercial de la Embajada de Alemania.

El acto contó con una pequeña orquesta compuesta por chicos del Colegio Albert Einstein, quienes interpretaron los himnos de Israel y Ecuador, mientras que cada uno de los ponentes destacaron la importancia de recordar la memoria colectiva en torno a una barbarie que en un futuro cercano dejará de contar con los testimonios directos de los sobrevivientes.

Edwin Yabo, comentó en su intervención que los epicentros de la cultura judeo – española antes de la Segunda Guerra Mundial, fueron Grecia, Bulgaria y Yugoslavia, en la post guerra estas comunidades y su cultura fueron reducidas a una mínima expresión, “es una jornada muy importante para recordar y no olvidar lo que fue el sufrimiento del pueblo judío, algo que también afectó a toda la humanidad” comentó Yabo.

Además, expuso como alrededor de 37.000 mil judíos de Salónica (comunidad griega), fueron desplazados a Auschwitz, reduciendo su población hasta en un 70 por ciento, además comentó como el centro de esa cultura fue prácticamente exterminado.

El final de la ceremonia tuvo como invitado a Nir Cohen, rabino de la comunidad judío quiteña, quien entonó la plegaria fúnebre hebrea “El Malé Rajamin” para honrar la memoria de las seis millones de víctimas que perdieron la vida como consecuencia de la política nazi para exterminar a la población judía – europea, también denominada como “La Solución Final”. (CG)