UDLA acoge a jóvenes emprendedores del mundo

Hult Prize en la UDLA

La UDLA fue una de las sedes de una de las semifinales regionales del Hult Prize, uno de los concursos de más grandes del mundo de emprendimiento para universitarios. Quito fue la única ciudad en Sudamérica y una de las 15 en el mundo donde se realizó este evento en el cual el premio final es USD 1 millón.

Fueron más de 200 participantes divididos en 50 equipos los que se reunieron en el auditorio de UDLAPark, en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo y posteriormente en el Palacio de Cristal (Itchimbía) para presentar sus ideas de negocios y prototipos a un jurado especializado. Grupos de Colombia, México, Filipinas, Perú, Chile, Jordania estuvieron presentes.

“Este evento es la semifinal global de este concurso que nace de las Naciones Unidas, como un reto lanzado inicialmente por el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton”, explica Francisco Abad, Director Regional de Hult Prize y su representante en Ecuador.

Los clasificados en Quito viajarán a Reino Unido, donde vivirán en un castillo durante dos meses. Allí recibirán asesoramiento y mentoring de profesionales destacados de Google, Harvard, Cambridge, entre otros que les ayudarán con sus emprendimientos.

Equipos de Canadá, Filipinas, México y Colombia quedaron finalistas. Lumbrick, el equipo canadiense fue el ganador y viajará al castillo de Hult Prize con la posibilidad de ganar USD 1 millón.

Lumbrick, es una empresa social que propone “el uso de energía solar e hidroeléctrica para generar una tecnología que transforma los desechos agrícolas en un producto parecido al carbón que puede ser usado en países subdesarrollados”, informaron los representantes de Hult Prize.

El tema de este año era el uso del poder de la energía para transformar la vida de las personas por lo que las propuestas giraron en torno a purificación de agua, ahorro de energía, generación de energía con plantas… “son modelos de negocio muy disruptivos”, comenta Francisco.

A nivel global, Hult Prize busca inspirar a la mayor cantidad de jóvenes en el mundo para promover un cambio a través del emprendimiento. En el Ecuador, según Francisco, la idea es que no se quede solo en ideas, sino que se transformen en empresas y que el tema del emprendimiento no sea reservado solo para unas cuantas personas.  (DB)