UDLA auspició el III Encuentro de Escuelas de Cine

Encuentro Escuelas de Cine

Encuentro Escuelas de Cine

Estrechar lazos, compartir experiencias y generar un terreno sólido para los futuros cineastas fue la intención del III Encuentro de Escuelas de Cine del Ecuador, organizado por la UDLA y que ocurrió el 7 y 8 de junio de 2018.

Los encargados de la formación de los estudiantes de cine del país se han reunido desde noviembre de 2017, primero en Guayaquil y luego en Cuenca con el fin de fortalecer el vínculo institucional y generar espacios de intercambio de ideas, preocupaciones y soluciones, explicó Álvaro Muriel, Director de la Escuela de Cine de la UDLA.

La agenda del evento incluyó temas relacionados a empleabilidad en la industria cinematográfica, buenas prácticas pedagógicas, propiedad intelectual, relación con el Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA), entre otros.

“Somos muy complementarios y una colaboración entre nosotros es muy indispensable”, expresó Jan Vandierendock, Director del ICCA.

A través de este tipo de encuentros la intención es estrechar lazos que permitan fortalecer la industria y consolidar el mercado para que los futuros profesionales del cine en Ecuador puedan desarrollar una carrera acorde a sus expectativas. Para Mauricio Cadena, Director de Difusión Cinematográfica Audiovisual de ICCA, es importante guiar a los futuros cineastas brindándoles oportunidades para diversificar sus espacios laborales, por ejemplo vincularse a la animación o los videojuegos. “Todos los chicos quieren salir de la universidad y ganarse un Oscar y no todo tiene que ver con eso”.

De hecho, en el último encuentro, en Cuenca en febrero de 2018, quedó abierta la incógnita respecto a la perspectiva que tienen las instancias públicas, como el ICCA o el Ministerio de Cultura y Patrimonio, respecto a la formación de nuevos profesionales en el campo cinematográfico. Por ello en esta ocasión se invitó a representantes de ambas instituciones, informó Álvaro.

De hecho, al hablar de oportunidades, “mi objetivo es tener una pantalla en un espacio audiovisual a una distancia máxima de 25 kilómetros de cada hogar en Ecuador en un plazo de entre 8 a 10 años”, dijo Jan. Aclarando que la intención es coordinar con municipios y prefecturas y generar un sistema de formación de formadores adaptado a cada localidad. Esto es parte del plan del ICCA para fomentar las fuentes de empleo en el sector del cine.

“Cuando estas iniciativas surgen y calan con fuerza hay que aprovechar el momento. Lo hacemos por la voluntad de reunirnos, de compartir preocupaciones, de discutir posibles soluciones, de estrechar lazos entre los profesores, entre los estudiantes…”, comentó Álvaro.

Esto porque los graduados de las diferentes escuelas de cine del país probablemente trabajarán en el mismo círculo, estarán en las mismas películas y rodajes. Por eso, la idea es desarrollar un sentido de pertenencia al medio para fortalecer el gremio desde los formadores de estos futuros cineastas.  

En el caso de la UDLA la experiencia profesional comienza de manera temprana, cuando los estudiantes tienen la posibilidad de vincularse al Festival de Cine de Quito, que se realiza todos los años y en cuya organización intervienen los alumnos. (DB)