La FICA presenta ideas maravillosas

FICA

“Lo que el mundo exige de un profesional no son las calificaciones sino las ideas. Cómo proponer una solución innovadora para un problema en una organización o en algún sector para el cual presten un servicio”. Esas fueron las palabras con las que Tomás Villón, Decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (FICA) describió al Concurso de Innovación “Wonderful Ideas”

De 360 proyectos presentados se seleccionaron 12 en la ronda final, de los cuales 3 resultaron ganadores luego de la evaluación de un jurado externo a la FICA. “Como ingenierías estamos aportando al aprendizaje práctico no solamente a la teoría sino a aplicaciones que se puedan hacer realidad”, añadió Tomás.

Extracción de polifenoles de té verde para su uso en antisolares (protección contra la radiación UV), terapia musical para el Alzheimer, polímeros biodegradables para usos industriales a partir de residuos de cacao, contenedores para recolección de plástico para su posterior degradación bacteriana, generador eléctrico para movimiento perpetuo fueron algunas de estas “Ideas Maravillosas” que se presentaron en el concurso.

La intención era que todos los proyectos se alineen a alguno o varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la ONU, “un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad”, según la descripción del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su sitio web.

Una planta inteligente para mejorar la autoestima de los adultos mayores fue la propuesta del grupo de Marco Santillán, César Rojas y Pablo Caiza. La idea es que sea una maceta biodegradable, con semillas mejoradas que permitirán que la planta no se muera y con sensores que determinen las condiciones más óptimas para su desarrollo como: temperatura, humedad, luz y PH. “De esta manera haremos que el adulto mayor sienta afecto al cuidar de esta planta y por el producto porque además haremos que sus familiares puedan grabar mensajes.”, explicó Marco. Así, el grupo busca generar mejores condiciones de vida para ese grupo poblacional.

Trabajo en equipo

Alinearse a los ODS no era el único lineamiento del concurso, los participantes debían también trabajar en equipo con estudiantes de diferentes carreras. Así que, organizados en grupos de tres aportaron con el conocimiento de cada área.

Mishell Monsalve, por ejemplo, es estudiante de Ingeniería en Biotecnología y trabajó con Francisco Díaz de Ingeniería en Telecomunicaciones y con Francisco Guazumba de Ingeniería en Tecnologías de la Información. Su idea fue Bi-Oil, un prototipo para reciclar aceites vegetales utilizados para producir biodiesel.

Gabriela Andocilla, estudiante de Ingeniería de Software, también trabajó con dos compañeros de otras carreras de la FICA para proponer Chill & Drive, un sistema que ayude a la reducción de las muertes por accidentes de tránsito. Para ella, la enseñanza de esta experiencia es que “todas las áreas podemos trabajar en conjunto para ayudar a la sociedad de diferentes formas”.

“Fue una experiencia reconfortante. Ves como las ideas se desarrollan cuando las personas aportan todo lo que conocen para lograr un objetivo en común”, destacó Jorge Escobar, quien trabajó en un biosensor para detectar una bacteria en alimentos y así evitar enfermedades, lo hizo con estudiantes de las ingenierías en Tecnologías de la Información y en Biotecnología. (DB)