“Dar una buena atención no es suficiente, hay que ir más allá”

Telegrafo

Guiseppe Marzano, docente de la Universidad de Las Américas, asegura que las empresas deben crear clientes que perduren en el tiempo. A medida que la competencia es cada vez mayor y los productos ofertados en el mercado son variados, los consumidores se vuelven más exigentes. Ellos ya no solo buscan calidad y buenos precios, sino también un buen servicio. Según un estudio realizado por Service Quality, las organizaciones mantienen una pérdida del 15% al 30% de sus clientes cada año por una mala atención. Entre los problemas que mantienen las políticas empresariales se encuentran las dificultades en transacciones; filas interminables para obtener un documento de forma presencial, cuando podría ser resuelto a través de la web; no reconocer productos defectuosos; y falta de beneficios para clientes frecuentes en fechas especiales, entre otros. La construcción de una cultura de servicio se basa en lograr que todo el personal mantenga una tendencia potencial hacia el buen servicio, a través, de una estrategia que permita al cliente salir de la empresa mucho más feliz de lo que entró. Solo al existir una cultura de servicio se logra un compromiso de su personal a mediano y largo plazo. Giuseppe Marzano, decano de la Facultad de Posgrados de la Universidad de Las Américas y experto en atención al cliente, explica la cultura del servicio al cliente en el país.

 

Elaborado por: El Telégrafo

Carrera Posgrados
Fecha 25-06-2018
Medio El Telégrafo
Vocero Giuseppe Marzano