Graduado UDLA: Tips para emprender

Jeremy Byron

Jeremy Byron estudió un par de semestres de Música en la UDLA, solo para adquirir ciertos conocimientos. Esa fue solo una introducción exploratoria antes de entrar de lleno a su gran pasión: el marketing.

En la carrera de Música desarrolló su lado creativo y su capacidad de expresarse. Tal como lo hace un artista en el escenario, hoy puede pararse frente a un CEO de una empresa y, sin titubear, proponer sus ideas.

En la carrera de Mercadotecnia, en cambio, encontró su hoja de ruta y su futuro.  Él desarrolló, junto a otros dos socios, un emprendimiento llamado Mynkana, que abrió hace poco y cuyo crecimiento ha sido acelerado.

¿De qué se trata Mynkana?

Cuando Jeremy terminó su carrera de Mercadotecnia en la UDLA, se reunió con Mauricio Bayas, graduado de la Universidad San Francisco y Juan Martín Freile, graduado de University of Britsh Columbia (Canadá).  Los tres tenían ganas de aplicar sus conocimientos y su pasión en un proyecto útil. De ahí nació Mynkana.

Mynkana es una plataforma móvil que utiliza el crowdsourcing para generar investigación de mercado. Son, hasta el momento, casi 10 500 usuarios quienes realizan diferentes misiones, dirigidas por Jeremy y sus socios y que responden a la necesidad de un portafolio de empresas que han contratado los servicios de Mynkana.

Ocho consejos para emprender

Jeremy terminó su carrera de Mercadotecnia en la UDLA hace aproximadamente dos años y, desde ese entonces, ha estado trabajando para “poner al aire” su emprendimiento. El proceso no fue fácil. Debieron superar trabas legales, de inversiones y tecnológicas.

Al final, y ahora que Mynkana está en una importante etapa de crecimiento, queda el aprendizaje, el cual Jeremy comparte con todos los estudiantes de la UDLA que están pensando en comenzar con su propio negocio:

  1. Puedes amar mucho tu producto o tu idea, pero si la muestras seguramente la destrozarán y te encontrarás con muchos impedimentos. Es un error esperar que todo sea perfecto. Por eso recomiendo tener una “piel bastante gruesa” para aceptar las críticas y no tomárselas a pecho.
  2. Si alguien te dice: “esto no va a funcionar”, puede que estés haciendo algo bien.
  3. Hay emprendimientos en los que ves un retorno inmediato de tu inversión. En otros tarda más. Sin embargo, si los gastos fueron pensados estratégicamente podrás recuperar tu dinero en el tiempo estimado.
  4. Encuentra ventajas competitivas reales. No debes buscar donde todo el mundo está haciendo lo mismo, sino en otros espacios.
  5. Si tienes una red de contactos, explótala. No tengas miedo. Si conoces a alguien, consigue su contacto, pregunta, no importa que te digan que no.
  6. Las clases de marketing ayudan. Sobre herramientas puede aprender cualquier persona, pero una de las lecciones más importantes para mí fue aprender a “pensar fuera de la caja”.
  7. Las clases de finanzas te ayudan mucho. ¡Pon atención!
  8. En todas partes hay una oportunidad para emprender. Observa, entiende lo que está pasando en el mercado y conecta con gente de tu red de contactos para analizar qué puedes hacer. (DB)

Conoce más sobre Mynkana en el siguiente video.