Transformación digital en áreas financieras

subir

La tecnología, más allá de las ventajas en términos transaccionales, constituye el vehículo para transformar modelos de negocio. Y si bien las nuevas interfaces y soportes contribuyen a solventar problemas operativos, su aplicación tiene que encaminarse a optimizar decisiones, disminuir riesgos y fortalecer resultados. Con esta premisa, Oswaldo Martínez, catedrático de la Escuela de Negocios de la Universidad de Las Américas, inició su ponencia respecto a cuál es la incidencia que ejercen las plataformas digitales en las áreas financieras: costos y beneficios.

Desde la irrupción tecnológica, varios han sido los cambios en los modelos de negocio. Amazon revolucionó el segmento de retail, al punto que se reinventaron procesos en materia de logística, atención y servicio. En esa línea, si consideran que gigantes digitales reciben alrededor de 400 pedidos por minuto, resulta evidente que se tienen que replantear, de manera constante, ciertos mecanismos en favor de la eficiencia y productividad en el área de finanzas. Más aún, considerando que las TIC´s promueven soluciones efectivas en costo, tiempo y alcance.

De ahí que las empresas tradicionales, tengan la obligación de incurrir en una transformación integral; sobre todo, si quieren ser competitivas en el largo plazo. Business inteligence, indicadores de gestión, reportes en tiempo real, índices de demanda, monitoreo de áreas conexas, así como sistemas de alertas y softwares de predicción de escenarios, son algunos de los beneficios que representa el uso de plataformas digitales. Proyección de tendencias y la adopción de decisiones acertadas de negocio, completan una serie de ventajas que facilita el ejercicio financiero.

Cabe mencionar que el proceso de transformación digital debe ir en línea de las expectativas y necesidades de un determinado negocio. Y aparte de la inversión económica que ello implica, el costo sustancial del cambio radica en el impacto cultural que suscita. “La adaptación tecnológica no se limita únicamente al aspecto económico, el verdadero reto está en gestionar la incertidumbre que las nuevas aplicaciones generan en las personas”, afirmó Martínez.

Al término de la conferencia, el experto puntualizó en cómo la tecnología, finalmente, incrementa el valor de las empresas. Planificación y presupuestos, contabilidad y cumplimiento; varios son los factores estratégicos que se ven impulsados debido al uso de los recursos digitales.

Contexto:

La ponencia se realizó en el marco de un curso que analizó el vínculo entre tecnología y finanzas; para lo cual, asistieron varios empresarios y expertos de diferentes organizaciones del país.