La UDLA es parte de las instituciones que recibieron el Sello Inclusivo Progresivo 2018

DSC_0535

Este pasado miércoles 11 de julio la Secretaría de Inclusión Social, realizó la entrega de los sellos inclusivos a varios establecimientos públicos y privados de Quito, en reconocimiento por haber creado políticas que permitan incluir a todos los grupos vulnerables. La sesión fue presidida por el Secretario de Inclusión Social, César Mantilla quien estuvo acompañado de Ana Carvajal, Reina de Quito y delegados de varias instituciones.

La UDLA es la única universidad del Distrito Metropolitano de Quito en haber obtenido esta importante distinción, la cual ha sido entregada gracias al trabajo mancomunado de la Asociación de Estudiantes de la Universidad de Las Américas, y de su directiva presidida por Daniela Sánchez, Presidenta, y por Esteban Tufiño, actual Vicepresidente.

En este contexto, Esteban nos comentó en detalle la importancia de que la UDLA sea parte de las instituciones acreedores al sello, “junto con Daniela hemos buscado la forma de que la UDLA se comprometa en realizar un trabajo que sea de inclusión, para las autoridades, los administrativos, estudiantes y docentes, buscamos que la universidad sea un espacio sano, para estudiar, trabajar y enseñar”, comenta.

El vicepresidente de ASEUDLA comentó que los acreedores a los sellos debieron cumplir con 27 parámetros que se tomaron en cuenta para determinar a un lugar como inclusivo, “trabajamos de la mano con los departamentos de Servicios Estudiantes y Bienestar estudiantil, en varias aristas como infraestructura y programas internos de buenas prácticas de inclusión”.

Esta propuesta tuvo su primera edición en el año 2016, Cesar Mantilla afirmo que ese año la UNESCO reconoció esta iniciativa por parte de Quito, en donde el distrito metropolitano se convirtió en la primera ciudad de la región que forma parte del mapa interactivo, una plataforma en la cual varias ciudades de todo el mundo pueden conocer lo que Quito está haciendo en materia de inclusión.

De esta forma la UDLA ha sido reconocida como un lugar libre de discriminación y violencia, que trabaja arduamente buscando un espacio sano para los 10 grupos de atención prioritaria que existen en la ciudad, respetando la diversidad y alentando la igualdad, de sus estudiantes, docentes y funcionarios administrativos.