Convenio UDLA – Universidad de Sevilla

ConvenioSevilla

Una investigación que analiza la expresión de un grupo proteínas y su relación con la predisposición a padecer enfermedades degenerativas, impulsó la suscripción del convenio entre la Universidad de Las Américas y la Universidad de Sevilla, prestigiosa institución de educación superior en España. Intercambio de estudiantes y docentes, estudios académicos conjuntos, transferencia tecnológica, así como la elaboración de talleres y capacitaciones, son algunos de los beneficios que se explorarán luego de la firma de este acuerdo.

Jose Miguel Álvarez, docente investigador de la UDLA y líder del estudio, fue quien propició el acuerdo, sobre todo, por la amplia experiencia que posee la Universidad de Sevilla en materia de análisis de proteínas. Conocimientos y técnicas, además de equipamientos y reactivos de punta, constituyen el soporte que brindará dicha institución al desarrollo del proyecto. En esa línea, la firma del convenio formalizó la cooperación mutua y fijó el presente para que se extienda, a futuro, a otros campos de estudio.

Entre las ventajas competitivas que contempla el convenio, destaca la posibilidad de que los estudiantes de la Universidad cursen estudios de posgrado en Sevilla. Capacitación docente, investigación académica, inclusión de material bibliográfico, completan las virtudes del acuerdo.

La UDLA, en la medida que impulsa su estrategia de internacionalización, amplía las oportunidades de formación de sus estudiantes, mencionó Alexander Díaz, Coordinador de Intercambios internacionales de la Dirección de Relaciones Externas de la Universidad. Asimismo, destacó los convenios de cooperación que la Universidad mantiene en España con reconocidas instituciones educativas, y las que se seguirán generando para ampliar dicha oferta.

Una investigación de alcance nacional financiada por la UDLA

Como parte de un proyecto de investigación auspiciado por la UDLA, un grupo de docentes -encabezados por Jose Miguel Álvarez- determinarán el vínculo entre un grupo de proteínas y la predisposición a sufrir enfermedades crónico degenerativas. El estudio será abordado desde los puntos de vista genético, étnico y cultural.  Para ello, se recurrirá a voluntarios y pacientes de Quito y Machala, ya que también existe la premisa de la influencia de factores ambientales.

La Universidad Técnica de Machala y la Universidad San Francisco -además de la Universidad de Sevilla- también participarán del proyecto, a través de toma de muestras y análisis nutricionales. En 2 años, cuando sean evidentes los resultados, el estudio servirá de insumo para que el Ministerio de Salud Pública y distintas organizaciones, adopten políticas públicas que permitan mejorar la calidad de vida de dichas poblaciones.