Orgullo UDLA: deporte, dedicación e inspiración

DSC_0731

“Si nosotros tenemos un sueño, tenemos que luchar hasta alcanzarlo pues somos capaces de lograrlo todo” David Hurtado.

Este muchacho soñador y visionario de apenas 19 años es una inspiración para toda la comunidad UDLA, y para todo el Ecuador.

El pasado 17 de julio de 2018, David obtuvo la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Atletismo, sub 20 que se desarrolló en Tampere – Finlandia. De esta forma, obtuvo su 8va medalla en campeonatos internacionales.

Luego de 5 años de entrenamiento constante, algunos desafíos, caídas y metas David ha logrado uno de sus grandes sueños, estar en el podio del atletismo mundial representado al Ecuador.

Esta competencia implicó un verdadero desafío. Como parte de su preparación y gracias al apoyo de Jefferson Pérez, David conoció al español Francisco ‘Paquillo’ Fernández, quien lo direccionó a un centro de biomecánica en España, lugar en el que, a través de un análisis, determinó cuales son los movimientos que debía pulir para tener una técnica adecuada en la marcha atlética.

Como resultado de ellos y durante la competencia, solo David y el chino Yao Zhang lideraban la caminata. Al escuchar el sonido de la campana para la última vuelta, su rival aceleró el ritmo para rematar primero. Hurtado recibió la orden de no perseguirlo porque tenía dos amonestaciones y corría el riesgo de recibir una tercera y quedarse sin nada.

Sin embargo, al llegar a los 100 últimos metros pudo ver de cerca a su competidor y decidió arriesgarlo todo, luchar por lo que había trabajado durante tantos años. Y fue así que, en un remate abrumador, logró alcanzar al representante de China y estuvo a 6 décimas de segundos de quitarle la presea dorada.

Sin embargo, el reto de David no solo se resumen al deporte de élite, también busca brillar en otros escenarios como el de las aulas. Él estudia gestión Deportiva en la UDLA con una beca complete otorgada por su excelente desempeño deportivo.

David reconoce que estas dos facetas han implicado mucho más esfuerzo, pues tuvo que dejar a sus padres y familia para irse a vivir con su entrenador Javier Cayambe y estar más cerca de los entrenamientos y de la UDLA. Javier, su entrenador, cuenta que no es raro verlo con su laptop realizando sus tareas universitarias, en ciertos momentos durante sus competencias internacionales,.

Para este marchista élite ecuatoriano llegar al podio del atletismo mundial era uno de sus más grandes sueños. Ahora, sus nuevas metas están centrada en los Juegos Olímpicos y obtener su título profesional en Gestión Deportiva de la UDLA, pues su meta a largo plazo es llegar a ser Ministro del Deporte.