ReHabitarse fue el concepto de la muestra de trabajos finales de la carrera de Arquitectura Interior

rehaBitarse UDLA 2018

Este pasado 21 de julio en las instalaciones del Museo Archivo de Arquitectura del Ecuador, se llevó a cabo la muestra de trabajos finales de la carrera de Arquitectura Interior de la UDLA, denominada “reHABITARse”, la cual tuvo como objetivo mostrar diversas perspectivas de las aplicaciones del interiorismo.

Rehabilitar espacios y darles nuevos usos, es uno de los ejes en los cuales la carrera de Arquitectura Interior ha trabajado con sus estudiantes. El concepto de “reHABITARse” está basado en aprender a vivir los espacios interiores, haciéndolos confortables para el ser humano. El objetivo de esta exposición fue difundir los trabajos de nuestros estudiantes más allá de la comunidad universitaria.

En este contexto, Alex Velata, docente de la carrera y gestor del evento explicó a fondo la idea de la exposición, “La idea nace del hábito de residir,  habitado  determinado espacio por seres humanos. Derivación del latín habitare, reHabitarse nace de una conjugación de palabras para dar el sentido de volver habitar determinada área, con alguna intervención del arquitecto interiorista, en relación al  diseño del espacio” comenta.

El enfoque estuvo dirigido hacia varios conceptos comenta Daniela Félix, quien también es docente de la carrera de Arquitectura Interior, “nosotros trabajamos en los talleres de proyectos distintas temáticas, por ejemplo los chicos de séptimo semestre, trabajan diseño comunitario, en sexto y quinto semestre se desarrolla diseño corporativo y comercial, y con alumnos de semestres iniciales hicimos láminas arquitectónicas las cuales se trabajan en base a proyectos arquitectónicos internacionales”, nos comenta.

Es importante señalar que para este evento se seleccionaron 32 trabajos, la idea es incentivar a los chicos a que vendan sus proyectos, a los visitantes que se dieron cita en el Museo de Arquitectura del Ecuador, esto se lo hace a través de las láminas de presentación, maquetas e infografías que se trabajaron.

Para Gabriela Jervis, catedrática de la Escuela de Arquitectura Interior el recibimiento que tuvo la muestra fue excelente, “la gente se sorprendió por el nivel de trabajos y de las cosas que se están haciendo en las aulas de la UDLA, maquetas con iluminación, video y movimiento fueron reconocidas por la gente que llegó, muchos de ellos pensaron que ya eran proyectos de graduados”, comenta Gabriela.

La Arquitectura Interior es una carrera vocacional, por lo que requiere pasión y muchas ganas, así como creatividad e imaginación. El arquitecto es un artista y debe ser sensible a todo lo humano, para poder traducirlo en su obra, en este contexto Marisa Vargas alumna de séptimo semestre de la carrera, nos comentó a fondo en que consistió su proyecto:

 

“El proyecto que realice fue el re diseño de una casa ubicada en el valle con el propósito de adecuarla para su uso como fundación para niños con trastorno del espectro autista. Realizarlo fue un reto, pues se aplicó la arquitectura interior al detalle, sin abusar del color y las texturas. Fue un proyecto que me gustó mucho, pues me sentí muy conectada a las necesidades de los niños, y esa es una parte muy importante de la arquitectura interior.”

 Arquitectos, diseñadores y padres de familia se dieron cita al evento, en una muestra que ve su primera edición en el Museo Archivo Arquitectura de Quito, cabe destacar que los trabajos ya fueron expuestos en la universidad, sin embargo, la idea de exteriorizar los proyectos, es para generar un alcance con gente del medio, y a su vez de posicionar a la Escuela de Arquitectura Interior, como una de las más innovadoras e importantes del país.

¡Aquí compartimos algunas fotografías del evento!