Summer camp de Biotecnología: ciencia en acción

Biotecnología summer camp

La biotecnología puede ser un mundo misterioso y desconocido, especialmente en Ecuador. Por eso, esta carrera en la UDLA, abrió sus puertas para que estudiantes y graduados de colegio puedan conocer de cerca las actividades se realizan día a día en las aulas.

En el área de biología molecular realizaron algunos pasos específicos de la extracción de ADN, en relación a la visualización de la medusa y a la pesca de la molécula. En biotecnología ambiental hicieron una limpieza de petróleo con biosurfactantes, que son unas moléculas enzimáticas que separan el petróleo; y en biotecnología vegetal realizaron una simulación de siembras de cultivo in vitro, explica Emilia Vásquez, Directora de Ingeniería en Biotecnología.

“Jugar” con las bacterias y hacer experimentos fue lo que más le gustó a Joel Salazar, quien asistió a este taller vacacional que realizó la carrera. “Me llama mucho la atención la biotecnología, sobre todo experimentar e investigar temas nuevos”, comenta.

“Hay muchas ramas que abarca la biotecnología y muchas cosas que se pueden hacer con ella, y también ayuda a cuidar el planeta”, narra Emily Llumiquinga, que acaba de graduarse del Liceo Naval.

En total, se esperaban alrededor de 25 personas, sin embargo, la convocatoria alcanzó aproximadamente 100 participantes, cuenta Emilia. “Es una buena noticia porque quiere decir que la gente está interesada en conocer qué es biotecnología y lo toman como una opción para escoger una profesión”, cuenta.

Tania Mier, por ejemplo, asistió al taller precisamente para conocer más a fondo sobre la carrera y detectar ciertas áreas en las que podría especializarse a futuro. La remediación del agua contaminada o la biotecnología vegetal podrían ser sus alternativas luego de la experiencia en el summer camp.

Todas las actividades se llevaron a cabo en los laboratorios con los que cuenta Ingeniería en Biotecnología, donde además de experimentar pudieron aprender sobre teoría de una manera lúdica a través de juegos guiados por los propios estudiantes de la carrera y con la guía de los docentes y asistentes de laboratorio.

“Lo que pasa es que el concepto de biotecnología es muy nuevo en el país y la gente no sabe exactamente de qué se trata. A veces lo confunden con medicina o con la licenciatura de laboratorio clínico y análisis. Por eso, estas prácticas les permiten acercarse a lo que hace un ingeniero en Biotecnología durante su formación”, enfatiza Emilia.

Además de las actividades, los participantes tuvieron también charlas con especialistas en biotecnología que les dieron a conocer sobre las oportunidades profesionales que tendrán y las áreas en las que se aplica esta ingeniería. (DB)