Wonderful Ideas, FICA premia proyectos innovadores

Wonderful Ideas

Tres ideas maravillosas fueron reconocidas por su potencial en el evento de premiación del concurso “Wonderful Ideas”, organizado por la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (FICA).

Fueron un total de 360 participantes quienes inscribieron sus proyectos en la primera edición de este concurso, que la facultad realizará todos los años. De ese total quedaron nueve finalistas, que conforman los tres grupos ganadores. “Innovación es proponer algo que nadie ha propuesto antes y es un elemento fundamental en las carreras de ingeniería”, destacó Tomás Villón, Decano de la FICA.

El objetivo de esta competencia es motivar a los estudiantes a poner en práctica sus conocimientos y talento para proponer soluciones en su entorno, el país y el mundo logrando de esta manera involucrarse en la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

Los participantes debían trabajar en equipos de tres personas de diferentes carreras con el fin de fomentar el aporte multidisciplinario a las ideas.

Los ganadores
PRIMER LUGAR

Desarrollo de polímeros biodegradables para usos industriales a partir de residuos agrícolas de cacao.  

Yaritza Alberca – Agroindustrial / Melissa Alberca – Industrial / René Navarrete – Ambiental

Al procesar el cacao para el chocolate apenas se utiliza un 10%, eso quiere decir que el 90% de la cosecha se convierte en desperdicio. Con el fin de aprovechar este alto porcentaje, el grupo ideó la forma de usar estos residuos agrícolas para fabricar “plásticos” biodegradables o biopolímeros. Estos  pueden ser usados para hacer bolsas o empaques para alimentos, entre otras aplicaciones. De esta manera contribuyen a un mundo con menos plástico.

SEGUNDO LUGAR

Remediación de fuentes naturales lacustres eutrofizados y producción de biocombustibles a partir de un ciclo cerrado de producción.

Mathews Valenzuela – Ambiental / David González – Biotecnología / Cristian Boada –Industrial

La contaminación excesiva de los lagos, debido al crecimiento urbanístico e industrial, sensibilizó a este equipo para proponer un sistema de proyección industrial con base en la eutrofización, que es la posibilidad de enriquecer con nutrientes un ecosistema acuático. Así el agua puede ser usada de forma segura para el riego.

TERCER LUGAR

Elaboración de un biosensor en matriz de sílica para la detención rápida y efectiva de estafilococo en alimentos.

Daniela Navarrete – Biotecnología / Miguel Lemas – Tecnologías de Información / Jorge Escobar – Software

Las empresas de alimentos por lo general pueden tardar hasta cinco días en detectar si algunos de sus lotes o empaques están infectados con la bacteria estafilococo, que puede ser mortal. Sin embargo, el grupo de estudiantes descubrió cómo reducir el tiempo de detección de cinco días a tres horas y sin la necesidad de trasladar el producto a un laboratorio. Lo consiguieron con el desarrollo de un prototipo de un biosensor que entre otras cosas cuenta con una alerta de luz que permite determinar si un alimento está contaminado o no. (DB)