Escuela de Negocios UDLA: un dream team socialmente responsable

Escuela de Negocios dream team

Un profesional de la Escuela de Negocios no solo se preocupa de lo financiero, de obtener rentabilidad para una empresa, sino que sabe que el trabajo es mucho más complejo y que implica un conocimiento integral sobre liderazgo, trabajo en equipo y aporte a la sociedad.

Por eso, alrededor de 250 estudiantes realizaron actividades dirigidas a grupos vulnerables de Quito, explica Williams Vallejo, Docente de la Escuela de Negocios. “Como profesionales de la carrera deben preocuparse del entorno que rodea a las empresas, trabajar en conjunto con todos los stakeholders”, puntualiza.

Pero, además del aporte a la sociedad, los estudiantes recibieron otras lecciones importantes, que fueron el objetivo de este desafío y que tiene que ver con el aprendizaje sobre liderazgo y trabajo en equipo.   

Las instrucciones

Los cuatro docentes a cargo indicaron a los alumnos la misión: realizar un evento motivador dirigido a grupos vulnerables de Quito.

Para ello, lo primero que hicieron los participantes fue formar tres equipos de trabajo de aproximadamente 80 personas, en los cuales se formaron subgrupos, que debían coordinar el trabajo con el líder principal.

“Preparamos a los estudiantes para que puedan desenvolverse en el campo profesional manejando equipos de trabajo dentro de las empresas”, aclara Williams.

Las actividades

Los estudiantes seleccionaron las instituciones a las cuales asistieron y solicitaron los permisos necesarios para realizar actividades con los niños y ancianos de escasos recursos que allí se encuentran.

Como segunda tarea, establecieron y consiguieron un presupuesto que lo asignaron para la ejecución de su plan.  Juegos tradicionales y con figuras de globos, preparación y entrega de algodón de azúcar, fiesta de espuma, entre otras, fueron las acciones que emprendieron para convivir con los niños y adultos mayores.  

Las actividades se llevaron a cabo entre el 26 y el 28 de octubre. Y, adicionalmente, se consiguieron fondos para hacer entrega de víveres como arroz y azúcar a esas instituciones. “Tuvieron la oportunidad de ver el lado humano y valorar lo que tienen frente a lo que muchos carecen”, destaca Williams, como parte del aprendizaje que tuvieron de esta tarea.

Este examen, enfocado en lo social, es solo una parte del aprendizaje al que acceden los alumnos. En los siguientes progresos, los estudiantes se enfrentarán a otros retos de liderazgo y trabajo en equipo que se desarrollarán, uno en un área campestre y otro en algún punto de la ciudad de Quito, según anuncia Williams. (DB)