El largo camino de la paz, un análisis de Osvaldo Hurtado

El largo camino de la paz Osvaldo Hurtado Larrea

A pesar de estar unidos por un fuerte lazo de vecindad, una historia común e intereses económicos recíprocos, por más de una centuria, los dos países habían permanecido de espaldas”, esta es una de las reflexiones que realiza Osvaldo Hurtado Larrea, ex Presidente del Ecuador y Presidente de la Junta Consultiva de la UDLA.

Cultura, economía, territorio son algunos de los espacios que Ecuador y Perú han compartido durante siglos. Sin embargo, en medio de esta historia fraternal también está presente el conflicto, que a pesar de que hoy está sellado con la paz, todavía persiste en la pertinencia del análisis y de la reflexión.

En el siguiente documento, Osvaldo Hurtado Larrea hace un recorrido, con datos de alto interés nacional, sobre lo que él llama: “El largo camino de la paz”, una especie de línea de tiempo de los hechos que marcaron la historia de la definitiva firma de la paz entre Ecuador y Perú, un conflicto que data del siglo XIX.

Los invitamos a leer este texto de gran interés:

El largo camino de la paz

                            Osvaldo Hurtado Larrea

                El 29 de junio de 1994, en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, participé en la presentación de la cuarta edición del libro Derecho territorial ecuatoriano escrito por el ex canciller Julio Tobar Donoso y el diplomático Alfredo Luna Tobar.[1] En mi intervención, en lugar de referirme al contenido de tan importante obra, bastante conocida, examiné la responsabilidad atribuida al canciller Tobar Donoso y al Protocolo de Río de Janeiro, en la reducción del patrimonio amazónico del Ecuador y en el alejamiento del río-mar que una expedición quiteña había descubierto en la Colonia.

Las evidencias demostraban lo contrario. Buena parte de dichos territorios comenzaron a perderse en el transcurso del siglo XIX y en el primer tercio del siglo XX, por la lenidad de los ecuatorianos para estructurar un Estado que mereciera ese nombre y el desinterés de los gobiernos en desarrollar el atrasado Ecuador. Debido a estas razones el país no dispuso de recursos económicos y de los medios castrenses y diplomáticos requeridos para preservar la integridad territorial de la nación.

Ver artículo completo.