¡Inicia una historia de fraternidad y reconocimiento!

¿Cuál es la razón de ser de una universidad? Sus graduados. Muchas veces, cuando los alumnos culminan su periplo por las aulas, no cuentan con espacios que impulsen su crecimiento profesional. Consciente de esta problemática, la Escuela de Hospitalidad y Turismo de la Universidad de Las Américas (UDLA) organizó un encuentro que no sólo reconoció el valor que supone carreras vinculadas al servicio, sino que reivindicó la importancia de crear espacios de conectividad y networking. Más aún, considerando un entorno económico complejo que requiere la creación de iniciativas conjuntas.

Si algo quedó evidenciado durante este evento (en el que participaron más de 80 graduados) fue la gestión que autoridades, funcionarios y docentes realizan con el objetivo de fortalecer la experiencia de los estudiantes; incluso, después de haber terminado sus estudios. Al respecto, Gonzalo Mendieta, vicerrector de la UDLA, coincidió en la necesidad de articular vínculos con los exalumnos en línea de robustecer la oferta académica y generar talleres de capacitación.

¿Cómo suscitar hermandad entre los profesionales de Hospitalidad y Turismo? Un primer paso constituyó la imposición de insignias como símbolos de identidad y fraternidad dentro de una industria caracterizada por la proactividad y el respeto hacia las personas. Precisamente, este reconocimiento marca un hito dentro de la universidad en tanto inicia una tradición que visibilizará el trabajo que adelantan los profesionales UDLA. Unidad, sentido de pertenencia y cordialidad son valores también asociados a este emblema.

Los graduados de Hospitalidad recibieron la insignia de una piña. ¿Por qué? Mónica Alatorre, decana de la Escuela, describió esta fruta como símbolo inequívoco de amistad y cortesía: su presencia remite la idea de que una persona es apreciada y valorada. Por otra parte, los profesionales egresados de Turismo acogieron el pasaporte a imagen de libertad y compromiso; mismo que tiene que ser ratificado, constantemente, en un área fundamentada sobre el desarrollo sostenible, la cultura y la preservación del ambiente.

“Pórtenlas con orgullo, con cariño”. Mónica finalizó su intervención haciendo un llamado a la cohesión dentro de los graduados. De la misma idea es María José Arroyo, quien resaltó la iniciativa de configurar bases de datos y grupos de respaldo. Ofertas laborales y charlas, pasando por conferencias de cadenas internacionales, son otras de las ventajas que comprende esta red de apoyo.

Finalmente, Carla Arboleda, coordinadora de Graduados, señaló los servicios y beneficios que gozan los profesionales egresados de la UDLA: suscripción a la Revista Visionarios, campañas de promoción y posicionamiento de emprendimientos, descuentos en la oferta de posgrados; diplomados y certificaciones de Educación Continua, además de los privilegios que otorgan empresas aliadas. La intención consistió en evidenciar la gestión que realiza la universidad en favor del bienestar y crecimiento de sus graduados.

Testimonios:

“Este tipo de encuentros estimula el networking en la medida que estimula el vínculo entre distintas promociones de graduados”.

Adrián Arteaga, graduado.

“Este vínculo entre graduados permite, por un lado, compartir experiencias y gestar oportunidades laborales. Por el otro, contribuye al fortalecimiento académico de las carreras mediante recomendaciones”.

María José Armendáriz.