Jorge Mantilla Ortega, símbolo de libertad

PCH_8583

El periodismo es imprescindible para la democracia. Sin este oficio, no existiría la crítica al poder, se restringirían libertades. Investigaciones, entrevistas, fotografías, artículos de opinión, tienen la capacidad de gestar transformaciones. Es por ello que la Universidad de Las Américas, a través del concurso Jorge Mantilla Ortega (JMO), decidió reconocer el trabajo que inviste a la prensa independiente: la búsqueda de la verdad. Carolina Mella, con el reportaje “Los caminantes venezolanos”, fue la historia ganadora del certamen.

¿Qué caracteriza al quehacer informativo? Su vocación de libertad, resistencia, excelencia. Carlos Larreátegui, rector de la UDLA, resaltó la importancia del JMO como tributo al enorme talento del periodismo ecuatoriano. Más aún, cuando las verdades absolutas implantadas desde el poder, intentan menoscabar la tolerancia y pluralidad. De ahí la valía de las voces valerosas e independientes: son la base para una sociedad abierta e incluyente.

En esa línea, los ganadores de la noche, según las categorías del concurso, fueron:

  • Fotoperiodismo: Gianna Benalcázar, “Edison Cosíos y una batalla que no se da por perdida”.
  • Opinión: Patricia Estupiñán, “Niñas Madres”.
  • Reportaje: Carolina Mella, “Los caminantes venezolanos”. *Trabajo de mayor mérito.
  • Entrevista: Thalie Ponce, “No te puedes quedar en un feminismo de autoestima”.
  • Investigación: Fernando Villavicencio, “Ecuador financia con gastos reservados el espionaje de Julian Assange”.

Cabe mencionar que Christian Segarra, en memoria de la incansable labor de su padre, Efraín Segarra, fue premiado con una beca completa de posgrado. Además, Alfonso Espinosa de los Monteros, símbolo y referente del periodismo, fue condecorado como docente honorífico de la UDLA.

Si algo quedó demostrado durante los JMO, fue la fuerza que subyace las grandes historias periodísticas: su potencial para evidenciar problemáticas e incitar cambios. Por ejemplo, el reportaje de Carolina sobre el fenómeno migratorio, visibilizó el drama social que conlleva el desplazamiento forzado. Además, esta celebración recordó, entre otras cosas, los beneficios de la paridad de género en los medios de comunicación. Las mujeres como relato de crecimiento e integridad.

En un contexto donde el quehacer periodístico se ve amenazado no sólo por restricciones de carácter económico, político y social, sino por la constante reinvención tecnológica, el Jorge Mantilla Ortega constituye un faro que ilumina el camino de “el oficio más lindo del mundo”: la verdad entendida como un compromiso de independencia y libertad. Sí, en el trayecto siempre existirán inconvenientes. Y ese es, precisamente, el desafío: luchar contra los agentes que intentan deslegitimar la crítica y el debate.

Testimonios:

“El Jorge Mantilla Ortega es, sin duda, el premio más relevante del periodismo ecuatoriano. Este tipo de reconocimientos motivan a realizar un mejor trabajo, con independencia y autocrítica”

Andersson Boscán, periodista.  

El retorno del premio Jorge Mantilla Ortega evoca alegría y admiración. Comprende un esfuerzo a favor del periodismo”.

Xavier Bonilla, caricaturista

“Todo reconocimiento que promueva el periodismo, es positivo. El JMO permite a los estudiantes analizar trabajos de calidad y profundidad”.

Diego Melo, docente y periodista.

En contexto:

El comité convocando de los premios JMO estuvo conformado por: Guadalupe Mantilla, exdirectora de Grupo El Comercio; Simón Espinosa, editorialista; Carlos Mantilla director de Grupo El Comercio; y Carlos Jijón, decano de la Facultad de Comunicación y Artes Audiovisuales. Más de 300 personas asistieron a la premiación.