2

Las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que operan las empresas. Por ello, no sorprende cuando las compañías, en su afán de adaptarse a este nuevo entorno, plantean a las plataformas como objetivos de negocio, cuando en realidad constituyen un aliado más para conseguirlos. Al respecto, Alejandro Romero, CEO para América Latina de Llorente & Cuenca, indica que más allá de los recursos que ofrece la transformación digital, es el factor humano quien, con estrategias, se encarga de su correcto aprovechamiento y ejecución.

Por sí solas, las redes sociales y los insumos tecnológicos, no solucionan problemas; es decir, para alcanzar resultados, es más importante saber cómo utilizar las plataformas en función de las metas y estrategias, que las plataformas mismas. Los cambios lo hacen posibles las personas que laboran en una empresa.

En ese contexto, Romero hace un repaso sobre los factores que los responsables de la comunicación deben tomar en cuenta, si quieren explotar los beneficios de la transformación digital.

Globalización: El ecosistema virtual permite incrementar el alcance y la escalabilidad de una empresa. Asimismo, brinda facilidades para mejorar el impacto y difusión de los contenidos.

Digitalización: Actualmente, la distribución y almacenamiento de información y contenidos se realiza a través de las nubes y respaldos digitales. En ese sentido, se están eliminando las barreras físicas.

Poder del usuario: Empoderamiento. El consumidor va hablar, independiente de si lo hace de manera personal o en una plataforma digital. Por esta razón, es mejor estar presente en la conversación y escuchar qué dicen sobre mí en redes. Con ello, se pueden atender, de manera más eficiente, los requerimientos y necesidades de los públicos para brindar mejores soluciones.

Estrategia Mobile: Actualmente, el 82% de los contenidos se consumen a través de dispositivos móviles. En esa línea, los mensajes y contenidos deben ser ajustados acorde a los requerimientos y dinámicas de esta nueva realidad.

Aprendizaje y cooperación: El trabajo colaborativo ha demostrado ser una metodología que acelera la generación de conocimiento, favoreciendo el desarrollo de nuevos proyectos.

Estar a la vanguardia en tendencias y tecnologías, no es un objetivo de por sí: es la vía para alcanzar la competitividad en nuevos contextos. De ahí que la reflexión sobre las nuevas herramientas digitales se vuelva cada vez más indispensable.

Fuente: El secreto de poner a las personas en el centro de la transformación digital.  Romero Alejandro y de la Fuente Erich. Reputación y Valor Añadido (2017), Desarrollando Ideas. Llorente & Cuenca

 

La reputación empresarial en el entorno digital
Comunicación transmedia: tecnología y acción participativa

Nicolás Castro

FEEDBACK