noticias falsas

El candidato de la derecha está muy enfermo. Y el de la izquierda apenas durará un año en su gestión. La esposa del presidente tiene un romance con su guardaespaldas… ¿Qué tienen en común estas noticias? Que son tan virales como falsas.

Facebook y Google siguen estando en la mira acusados de ser parte de la cadena que permite la viralización de estos rumores infundados. Y es que ambos gigantes tecnológicos no han logrado aplicar el filtro humano que identifique qué es real y qué inventado.

Claro, eso supone una tremenda labor porque las noticias pueden ser mundiales así como muy locales como algunas relacionadas al más reciente escándalo en Quito.

Whatsapp también es una vía ideal para compartir todo tipo de contenidos que, alimentados por el morbo de las audiencias, se vuelven rápidamente virales.

Algunas recomendaciones:

  1. Verifica la fuente de la información. Los nombres de los sitios web ya nos dan un indicio de confiabilidad. Creer en un mensaje que nos llega por Whatsapp y que tiene faltas de ortografía o en una noticia de un sitio web con algún nombre poco conocido ya es un indicio para hacer un double check a la información.
  2. Si eres periodista tu cuidado debe ser aún mayor. Googlea hasta dar con la fuente oficial de esa noticia. Si algo se pierde en el camino entonces mejor abandona el tema porque seguramente es una noticia falsa sin ningún sustento.
  3. Sitios oficiales. Los sitios web de noticias de medios populares han construido su confiabilidad basados en la verificación de fuentes y tienes años de experiencia en ello. Si no conoces de nombre a un medio puedes ir a la sección “Quiénes somos” y descubrir un poco más sobre ese medio. O colocar el nombre en la búsqueda de Google, si te sale algún enlace de Wikipedia sobre ese medio seguro es confiable.
  4. Sé parte del club. Si verificas que una noticia es falsa en Facebook puedes denunciar el contenido y no lo compartas ni lo difundas por ningún medio. Es mejor detener allí el tema.
  5. Hay ciertos plug ins que nos ayudan a definir si una noticia es falsa o no. Si eres periodista quizás te ahorre muchos dolores de cabeza instalar en tu navegador uno de ellos como thisisfake que emite una alerta cuando el sitio resulta un poco dudoso.
  6. La publicidad es básica para ciertos contenidos falsos y puede resultar una herramienta poderosa. “Madre quiteña te explica como gana $500 dólares al día” es un titular que puede tentarte mucho a hacer clic y si va acompañado de una chica muy atractiva con un bebé con seguridad vas a caer. Esos son contenidos que se promocionan pero que evidentemente son falsas.
  7. Sentido común. Si algo es extremadamente extraordinario seguramente puede ser falso. Analiza con más cuidado aquello que lees y piensa hasta 5 veces antes de compartir cualquier contenido.

 

 

Claves para escribir para la web
El auge de la comunicación política digital

Udla Quito

14 Comments

LEAVE A COMMENT

FEEDBACK