Por Ana Belén Tulcanaza Prieto, Ph.D.

Docente-investigadora de la Escuela de Negocios

OpenAI desarrolló un modelo de lenguaje que actualmente ha acaparado la atención de todos, pues ChatGPT es el resultado de entrenamientos con más de 175 millones de parámetros, utilizando grandes cantidades de datos en formato de texto, imágenes o videos, con la finalidad de realizar tareas o emitir una respuesta basada en lenguaje natural, preciso y coherente. Su capacidad radica en la exactitud de búsqueda de información, generación de texto en forma de historias, artículos, o contestaciones, y se ha convertido en una herramienta de apoyo para el desarrollo de chatbots, sin olvidar que ha potenciado el procesamiento de lenguaje natural captando los sentimientos inmersos en un texto.

La pregunta que surge es si la incorporación de ChatGPT en una empresa puede generar mayores ingresos? Como modelo de lenguaje de inteligencia artificial, ChatGPT brinda servicios valiosos a individuos y empresas, generando ingresos para OpenAI y para sus usuarios. Por ejemplo, en el mundo financiero se optimiza la experiencia del usuario al acceder a los servicios financieros en línea a través de chatbots y voicebots. También el análisis de datos se potencia dado que reduce la velocidad de extracción de datos y su limpieza es más asertiva, crea informes ejecutivos de forma eficiente, permite el modelado de datos, y genera la sintaxis o código para automatizar el proceso de análisis de datos y toma de decisiones.

ChatSonic, YouChat y Perplexitity AI, son otros ejemplos de herramientas que utilizan inteligencia artificial para su ejecución. De acuerdo al análisis Chatbot Market (2022-2027) realizado por Mordor Intelligence, el segmento de asistentes conversacionales podría llegar a cotizarse en más de USD 100 000 millones de dólares para 2026, por lo que la inteligencia artificial continuará creciendo e innovando en distintos sectores económicos, pues su incorporación en compañías permite reducir los costos operativos en alrededor del 20%.