Beneficios del desayuno durante el verano

Familia

Familia

Compartimos la noticia publicada por la Revista Familia en la que Nancy Flores docente UDLA nos cuenta la importancia del desayuno en la nutrición de los niños.
Mira la noticia original aquí.

Por: Andrea Gordón
El desayuno es considerado por muchos nutricionistas a escala mundial como la comida más importante del día, ya que proporciona todos los nutrientes para poder desarrollar diferentes actividades. Pero cuando se inician las vacaciones, la alimentación, en especial de los niños, se desordena ya que los horarios para dormir y levantarse cambian porque asisten a cursos vacacionales o salen de viaje.
Nancy Flores, docente de nutrición de la Universidad de las Américas (UDLA), indica que durante las vacaciones no se debe suplir ningún alimento ni saltarse el orden de las comidas, ya que el no alimentarse adecuadamente produce daños en la salud a largo plazo.
Por ello, el adecuado descanso durante la noche evita que las personas tengan ansiedad durante el día y no sientan la necesidad de ‘picar’ varios alimentos a cualquier hora.
Para Camila Cañas, nutricionista, la presencia de los padres es fundamental en la alimentación de sus hijos ya que son ellos los que deben estar muy atentos de los alimentos que ingieran durante las vacaciones, pues este periodo no puede convertirse en un motivo para que los niños suban de peso.
Estudios a escala mundial han demostrado que un buen desayuno es fundamental para poder disfrutar de una buena salud, sobre todo porque mejora el estado nutricional y de ánimo, y porque ayuda a realizar ingestas más altas de la mayor parte de los nutrientes que el organismo precisa.
Una investigación del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard realizado en el 2013, asegura que el desayuno evita padecer enfermedades coronarias.
Los alimentos que se ingieran en la primera hora del día determinarán las energías que se tenga para realizar actividades, en especial ejercicio físico. Por ello es indispensable que los pequeños consuman cereales, leche y fruta.
Flores indica que un desayuno saludable debe incluir lácteos de preferencia semidescremados, acompañado con un sánduche de pan integral y queso bajo en grasa y cereal alto en fibra y bajo en azúcar. Incluso se puede comer huevo tres veces en la semana.
No es recomendable la ingesta de carbohidratos durante el desayuno, como arroz, fideo o papa, en especial si no se va a realizar alguna actividad física ya que pueden provocar que las personas suban de peso.
Además, los especialistas recomiendan el consumo de frutas que tengan agua como la piña, melón o la sandía, ya que mantendrán hidratado el cuerpo durante el día, en especial cuando hay mucho sol. En el desayuno se puede combinar las frutas con la leche para obtener un batido. Además, se puede añadir cereales como la granola o la avena.
“Si estos alimentos son demasiados para un niño, se puede optar para que en la media mañana consuman las frutas acompañado de otro lácteo como yogur”, señala Flores
Si va a viajar fuera de la ciudad, lo recomendable es que equilibre los alimentos que van a ser consumidos durante el día. “Cuando las personas viajan a las provincias de la Costa, suelen desayunar platos fuertes como arroz, prohibir la ingesta de esta comida no es la solución, ya que lo ideal es que se añada durante el día frutas, agua y leche”.
El ejercicio al aire libre es un buen mecanismo natural para digerir toda la comida que se consume durante el día.