Ecuador trabaja en biopesticidas

Biopesticidas

Biopesticidas

Compartimos la noticia publicada por Diario El Comercio en la que Viviana Yánez, investigadora UDLA, habla sobre los biopesticidas.
Mira la noticia original aquí.

Igual que la vanguardia de un ejército, algunas bacterias pueden atacar a otros microorganismos para evitar que destruyan los cultivos o que mermen su desarrollo.
Además, pueden ser la materia prima de biopesticidas, para controlar las plagas y eliminar, progresivamente, los químicos usados en el campo.
La Escuela Politécnica del Ejército (Espe), el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) y la Universidad de las Américas trabajan precisamente en productos que puedan ser fabricado a escala industrial y ya no solo de manera artesanal, como en la actualidad.
La Espe se especializa en la parte de métodos físicos y químicos; el Iniap da soporte técnico en campo a agricultores y la UDLA se hace cargo del biocontrol. La inversión semilla es de USD 35 000.
En la primera fase del programa, que irá hasta el siguiente año, se están estudiando e identificando las bacterias que pueden ser más útiles. Una de las que mejores resultados ha arrojado es la Bacillus subtilis. Viviana Yánez, investigadora de la UDLA y experta en el manejo de microorganismos, dice que esta bacteria se encuentra en las raíces de las plantas silvestres y cultivadas.
“Como está en el suelo debe desarrollar mecanismos para sobrevivir frente a otros microorganismos y eso la hace una de las más fuertes”.
Además, produce millones de sustancias que son beneficiosas para una planta, porque las fortalece. Hacen que sean más resistentes a las enfermedades y que crezcan más.
Lo que se hace es tomarla del campo; estudiarla, observar su comportamiento y reproducir las mejores cepas en laboratorio para aplicarla en distintas áreas, como la agricultura.
Pero esas sustancias además pueden usarse en el sector de los alimentos, para que sean más sanos; es decir con menos cantidades de químicos que puedan afectar la salud.
En el Instituto de Investigación en Tecnología Agraria y Alimentaria, por ejemplo, Yánez fue parte de una investigación que logró identificar microorganismos para hacer más lenta la pudrición de las frutas, en el marco de su doctorado en Ciencia y Tecnología Agraria y Alimentaria (2007 y 2012).
Actúa tanto en campo como en la etapa de poscosechas a las frutas conocidas de hueso; melocotones, cerezas, duraznos, claudias. Ahora es aplicado en programas de manejo sustentable de alimentos en granjas de España e Italia. Estas bacterias conforman un grupo más grande de biocontroladores; que también incluyen a insectos y hongos.
En Ecuador, una de las cepas de la Bacillus subtilis fue aplicada en las plantaciones de cacao. Pero al igual que otras iniciativas, la producción ha sido de manera focalizada y en pequeña escala.
Ahora se busca que, a través de los programas de financiamiento de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación pueda producirse y masificarse, como los biopesticidas en los que trabajan otros centros de investigación.
En octubre próximo, Ecuador será sede de un congreso internacional de biopesticidas, donde se verán los últimos avances sobre el tema.