Jornadas de capacitación sobre discapacidades

Soy igual que tu

Soy igual que tu

Las ‘Jornadas de capacitación sobre discapacidades’ fueron impartidas por el especialista Jorge Banet en los cuatro campus de la UDLA.
“Todas las carreras y asignaturas deben incluir la discapacidad dentro de su programa, porque la discapacidad está en todo”

Hablar o escribir de discapacidad puede herir susceptibilidades de varias personas que la padecen o no, muchas veces los más afectados son quienes comparten con personas con discapacidad, más que los propios implicados. Pero lo cierto es que este tema es un mundo por descubrir en donde muchos se cuestionan si es un tema que se debe tratar con mucho tino, o simplemente decir las cosas como son, con los términos claros y precisos.

“La discapacidad forma parte del expediente médico de una persona, va desde el VIH hasta un resfriado y quien decide quien es un incapacitado es uno mismo”, afirmó Jorge Banet.

Partiendo de esta premisa que afirma el especialista y consultor en temas de discapacidad, Jorge Banet, quien cuenta con estudios en lingüística e interpretación en lenguaje de señas, podemos señalar que la discapacidad depende de las circunstancias en las que cada individuo se encuentre, cómo las afronte y quién brinda las condiciones para poder superarlas.

Por este motivo, el área de Apoyo Psicológico y Orientación Vocacional organizó las ‘Jornadas de capacitación sobre discapacidades’ enfocado en que los docentes conozcan cómo se debe trabajar con alumnos con discapacidad.

Las jornadas ser desarrollaron entre el 10 y 12 de noviembre y abarcaron tres módulos: introducción general a todas las discapacidades, la sordera, y cómo debe ser el proceso de admisión para una persona con discapacidad auditiva.

“Las charlas son para sensibilizar al profesorado de la UDLA sobre la discapacidad. El caso puntual de tener un alumno con discapacidad, no cómo trabajar con él, sino conocer sobre el panorama de la discapacidad”, dijo Jorge Banet, experto en discapacidad.

Una institución educativa, al contar con alumnos con distintas discapacidades debería poseer profesionales en el tema. Pero el país y el mundo todavía carece de personas preparadas en discapacidad, y aquellos considerados como expertos tienen una formación empírica que muchas veces dificulta el desarrollo de las personas con discapacidad.

“El problema es que en algunos casos, por no decir todos, la mayoría de profesionales se forman a base de soy madre de un niño con síndrome de Down o soy tío de un chico ciego y eso no te hace un profesional. Te da una experiencia o un bagaje muy bueno, pero es necesario una formación académica”  argumentó Jorge Banet.

Existen pocos centros de estudio que enseñan cómo trabajar con personas con discapacidad, por lo que dificulta tener una amplia teoría o bibliografía que explique o demuestre la forma correcta de interactuar con las diferentes discapacidades.

Por este motivo Banet recomienda primero trabajar en la confianza con las personas que padecen alguna discapacidad y que a su formación profesional le agregue la discapacidad en cada una de sus actividades.

“En algunas discapacidades si existen estudios oficiales, en España por ejemplo, tenemos carreras de educación especial, sin embargo, no existe profesor de matemáticas para niños ciegos. Si uno es profesor de matemáticas, dentro de la formación deben integrar también los niños con cualquier discapacidad. Pero creo que un profesional debe formarse en su área y abarcar la discapacidad. Todas las carreras y asignaturas deben incluir la discapacidad dentro de su programa, porque la discapacidad está en todo”, puntualizó Jorge Banet.

Pero sobre todo, según Banet, la ciudadanía debe dejar de lado la lástima y la ayuda a las personas con discapacidad. Lo importante es que se brinden las garantías necesarias para asegurar los derechos de todos.

“El problema es que todavía existe la visión de ayuda a las personas con discapacidad. Si hay una persona con discapacidad hay que ayudarlo porque todos somos hermanos, somos iguales y demás. Pero no es así, si tenemos una persona con discapacidad, por la palabra persona es una definición y un sujeto de derecho, por lo tanto si los demás tienen derecho, las personas con discapacidad también”, puntualizó Jorge Bonet.

La educación es el único camino que garantiza una sociedad libre de prejuicios e igualitaria, en la que se respete y cumpla los derechos de todos.

Esta actividad se realizó como parte de la Campaña de sensibilización frente a la discapacidad “Soy igual que tú”, manejada por Apoyo Psicológico y Orientación Vocacional y Vinculación con la Comunidad.