Plan Familia Ecuador y no al ENIPLA

César Paz y Miño

César Paz y Miño

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, nos habla sobre el Plan Familia Ecuador.
Mira la noticia publicada aquí.

El presidente Rafael Correa en su último enlace ciudadano anunció el cambio del Estrategia Nacional Interseccional de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo de Adolescentes (ENIPLA) por el nuevo programa “Plan Familia Ecuador”, que se preocupará de asuntos menos mundanos, o salud y hedónicos, para priorizar el afecto, el amor, y la familia como eje de la sexualidad, control del embarazo de adolescentes, y se supondría que de todas las actividades que según el Presidente fueron mal llevadas por el antiguo ENIPLA. Su directora había mantenido silencio absoluto sobre las actividades y ahora las delineó. Hay algunos planteamientos que aún no se aclaran.

En una carta enviada a la Secretaria del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Frente Ecuatoriano por los Derechos Sexuales y Reproductivos expresa que “la situación en el Ecuador está vinculada a la falta de información sobre el aborto inseguro y su vinculación con la mortalidad materna, las restricciones en el acceso al aborto terapéutico y al aborto por la causal de violencia sexual, la violación al secreto profesional y la judicialización de mujeres con abortos en curso, vulneran los derechos de las mujeres ecuatorianas a la salud, la intimidad, la vida libre de violencia, los derechos reproductivos y la igualdad sustantiva, consecuentemente sujetándolas a condiciones discriminatorias.”

Se estima que la mortalidad materna en el Ecuador es de las más altas en Latinoamérica, preocupación expresada por este Comité en su último Informe al Estado Ecuatoriano. Según el Anuario de Estadísticas Vitales del Ecuador, la tasa de mortalidad materna es de 45,7 por cada 100 mil nacidos vivos, lo que significa que el país no podrá cumplir su meta de reducir las muertes maternas según lo establece el Plan Nacional del Buen Vivir.

El Ministerio de Salud Pública de Ecuador, la OPS, entre otras instituciones, reconocen que la problemática de mortalidad materna es compleja. El sub registro es alto; pese a eso, existen 40.256 egresos hospitalarios por abortos y de ellos, 3 de cada 10 mil mujeres mueren. En la última década se incrementaron 75% los embarazos en adolescentes y niñas,  3.600 de ellos fueron “registrados” por violación.

Sobre la aplicación de la nueva ley sobre la punibilidad del aborto, es curioso encontrar un estudio que devela que un 66% de médicos están dispuestos a quebrantar el secreto profesional y denunciar a las mujeres que abortan ilegalmente.