Plan Familia Ecuador (II)

Genética

Genética

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, nos habla sobre el Plan Familia Ecuador.
Mira el artículo publicado aquí

Hay otras interrogantes para el Plan Familia Ecuador, antes ENIPLA: ¿Qué medidas se están adoptando para solucionar los embarazos no deseados o por violación sexual como lo recomiendan las Naciones Unidas? ¿Qué medidas para proteger, respetar y garantizar el deber y derecho del secreto profesional de los médicos? ¿Se seguirá permitiendo que mujeres con abortos en curso sean denunciadas y procesadas?

Se debería dar a conocer al menos un esbozo de las acciones técnicas que emprenderá el Plan Familia Ecuador. No se explican los programas a desarrollar, con qué objetivos, qué criterios, con cuál base científica. En el Plan constan varias recomendaciones bibliográficas desactualizadas e incluso sesgadas.

La familia que se concibe en el Plan es solo una alternativa en las sociedades libres, democráticas y laicas. Muchos estudiosos han criticado esa familia como supuesto núcleo social o como reproductora de la complejidad y deficiencias de cada comunidad. Pero además, hoy el mundo reconoce varios tipos de familias. En el Ecuador, el 40% de parejas se divorcian, los movimientos GLBTI están luchando por que se reconozcan sus derechos a formar parejas legalmente constituidas y para la adopción.

No se aborda el problema de género, se sigue hablando de los sexos (masculino o femenino). Hay intrincados caminos biológicos y psíquicos para definir la personalidad y el rol sexual, y científicamente se aceptan otras categorizaciones para clasificar sexo y género, al menos diez: sexo cromosómico, genético, gonadal, genital, hormonal, físico, civil, social y rol sexual de un individuo; por lo tanto, es más complejo que decir hombre o mujer. ¿Solo esta unión será reconocida como normal?

Tampoco se sabe qué papel jugará el Ministerio de Salud que defendió el programa de anticoncepción y control de embarazo, porque además es su competencia. El Ministro de Educación criticó al ENIPLA por su manejo y no reconoció que 33% de los estudiantes de bachillerato fueron acreditados como agentes de prevención, que 50% de los profesores de ciencias fueron formados en educación social y que subieron 16% las consultas de los estudiantes sobre sexualidad y prevención. ¿Qué cifras se muestran para decir que no funcionó el programa o acaso cuatro Ministros no fueron suficientes?

Algunos colegios alineados con la inaugurada política de familia han empezado a eliminar los dispensadores de condones, otros aprovecharon los rumores de una “nueva” ideología y suspendieron las clases de educación sexual. Nos está invadiendo el pánico de la tradición, la familia y la moralidad.