Código INGENIOS

Genética

Genética

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, habla sobre el Código Ingenios.
Mira la noticia aquí.

El Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación, conocido como Ingenios, consta de 4 libros y 570 artículos que tratan: Del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología, Innovación y Saberes Ancestrales; De la Investigación Responsable y la Innovación Social; De la Gestión de los Conocimientos y Del Financiamiento e Incentivos a los Actores del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología, Innovación y Saberes Ancestrales.

El Código prevé un escalafón de investigadores, quienes deberán inscribirse para demostrar que lo son. Cada uno deberá tener al menos una publicación en una revista científica internacional indexada. El Código debería contemplar, y esta ha sido una lucha permanente de algunos investigadores, que las publicaciones sean calificadas siempre y cuando correspondan a primer autor o a jefe de grupo (último autor), ya que hay muchos artículos en los que los ecuatorianos aparecen solo como relleno. También se quiere incentivar la producción científica estandarizando sueldos, cosa difícil en nuestro medio que incumple la ley en mayor o menor grado, por lo que se requieren auditorías permanentes. Se habla de proyectos semilla para investigadores con buenas ideas, pero falta contemplar financiamiento para la reinserción de investigadores, ya que muchos que retornan al país no tienen posibilidad de desarrollar sus conocimientos.

Un avance importante es la posibilidad de reducción de impuestos a personas naturales o jurídicas que donen o reinviertan sus ganancias en investigación; los montos van desde el 5 al 10% de beneficio, dependiendo de la institución beneficiaria; será mayor si se dirige la donación a las Ciudades del Conocimiento.

Se contemplan normas sobre protección a la propiedad intelectual y patentes. Pese a que el conocimiento y las aplicaciones para beneficio humano no deberían ser patentados, la organización actual del mercado mundial exige tener claro el panorama sobre las condiciones que le permitan a Ecuador proteger sus intereses, su conocimiento ancestral, su biodiversidad, y esto contempla el Código. Falta, sin embargo, definir mecanismos de persecución a la biopiratería internacional.

Es importante que al fin exista un articulado legal que concentre los requerimientos de la investigación y de los investigadores. Hacer investigación en Ecuador es muy difícil, hasta diez veces más costoso, con tecnología básica, con trabas burocráticas, y sin dinero. El código pretende impulsar la investigación nacional y para ello encuentra algunos caminos.