Referente del diseño dictó taller en la UDLA

Felipe Taborda

Felipe Taborda

El brasileño Felipe Taborda dictó tres talleres denominados, ‘La identidad cultural de Ecuador para el exterior’, como parte del programa Cromía del que la UDLA fue partícipe.

Felipe Taborda es un diseñador gráfico brasilero formado por la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro. Estudió cine y fotografía en la London International Film School (Inglaterra), Communication Arts en el New York Institute of Technology (EEUU) y Graphic Design en la School of Visual Arts (EEUU). Actualmente, es profesor de la UniverCidade (RJ). Desde 1990 tiene su propio estudio, actuando principalmente en el área cultural, editorial y fotográfica. Es el único diseñador latinoamericano seleccionado para el libro Graphic Design for the 21st Century – 100 of the World’s Best Graphic Designers, publicado en 2003 por la editorial Taschen (Alemania).

Taborda fue quien dictó tres talleres ‘La identidad cultural de Ecuador para el exterior’, para estudiantes, docentes y profesionales del diseño gráfico, entre el 24 y 26 de septiembre, en el Auditorio del Campus Granados. Además en el Patio de Las Culturas, se exhibió la muestra gráfica ‘Caras y Tapas’ del 23 al 26 de septiembre, la cual recopila 31 años de trabajo del diseñador brasilero.

​El taller y la muestra se llevaron a cabo en el marco del Encuentro Internacional de Diseño, CROMÍA, que se desarrolló por tercera ocasión en el país. También, como parte de este encuentro, la Escuela de Diseño Gráfico e Industrial montó un stand en la Casa de la Cultura Ecuatoriana ‘Benjamín Carrión’, en el cual exhibió los mejores trabajos de la carrera e hizo un desfile de modas denominado ECOfashion, con trajes elaborados por los estudiantes con materiales reciclados. Dos estudiantes de la Escuela de Arquitectura Interior también mostraron sus trabajos ante el público asistente.

OMNIA pudo conversar con Felipe Taborda para conocer sobre su vida y trayectoria profesional.

¿Por qué decidiste estudiar diseño gráfico?

Bueno tengo una tradición familiar de cultura visual muy grande. Crecí en una familia que siempre ha sido apasionada por filmes, películas, libros, literatura, etc., por lo que siempre he tenido ese interés de conocer más de la cultura.

Uno de los padres del diseño de Brasil, Aloísio Sergio Magalhães, era amigo de la familia y desde niño tuve el privilegio de convivir con él. Recuerdo que todas sus experiencias, vivencias y demás, fueron una fuente de inspiración para mí. Además, mi hermano Tom fue también mi inspiración, él es mi Google personal (sonríe), si quiero saber de algo, consulto con él.

¿Eres de los que siempre busca darle un forma distinta a las cosas existentes?

Si, porque no debemos mirar las cosas como son. Hay una frase del poeta portugués, Fernando Pessoa, que dice: ‘Al mirar una cosa, mira nuevamente, para ver otra cosa, para ver lo distinto que es’. Entonces, creo que todas las personas debemos tener eso de ver el otro lado. Siempre hay algo por detrás, no es por hacer crítica, sino que hay algo para descubrir.

¿Tienes algún ritual para sentarte a diseñar?

No, nada diferente (sonríe). Me gusta nadar y lo hago durante una hora diaria. Es ahí cuando mi cabeza piensa en muchas cosas, esa es una de las actividades que hago para pensar mejor. Hace un mes que no lo hago por lo viajes y eso me está volviendo más pesado (sonríe).

¿Cómo crees que complementó tu formación de diseñador gráfico, el estudiar fotografía y cine en Europa?

Cuando me fui a Londres en 1978 tenía la intención de hacer cine. Pero cuando regresé a Brasil en 1984, la industria cinematográfica no existía, por eso no incursioné en el cine y como también era diseñador inicié mi carrera haciendo portadas para discos. Recuerdo que mi primer trabajo en Brasil fue la tapa de un disco que se llama ‘Acordo som’ y de ahí empecé hacer diseño de lleno. El cine en Brasil empezó a repuntar hace 10 años y también he participado de eso.

Siempre estoy involucrado en muchas cosas, me gusta cocinar, me encanta visitar supermercados y la última vez que estuve en China traje una maleta llena de comida. Pero como no las hago todavía, ya no recuerdo para qué servían (sonríe), además todo está escrito en chino, me va a tocar tomar fotos y enviarles a unos amigos que tengo allá para que me digan cómo debo prepararlas jaja…

¿Eres de los que se fija en los detalles en las películas, trabajos de diseño o fotografía y te das cuenta de los errores?

Me fijo en todos los detalles, especialmente de la fotografía. Hace seis meses, con mi pareja Gabriela estamos conectados a Netflix y somos unos apasionados de las series. La serie Gotham es espectacular, es la historia de Batman antes que sea Batman, la fotografía es genial.

Esto de las series es una tendencia a nivel mundial porque toda la gente, que piensa en Hollywood o donde sea, se dio cuenta que es más creativo hacer una serie que un film porque en las películas lo mejor que crean es hacer estallar cosas.

En las series hay un trabajo de guión y de los directores, en las películas solo se explotan los efectos especiales. Por suerte hay directores inteligentes que están migrando a las series (sonríe).

¿Cuál es tu visión del diseño gráfico latinoamericano?

Cada vez estamos más globalizados, pero por suerte en América Latina hay más libertad de hacer las cosas, que en otra parte del mundo. En este lado del mundo, hay más posibilidad de experimentar que en otras partes, claro en unos más que otros, pero los latinos tenemos una forma distinta de ver las cosas. Cada uno a su manera, los ecuatorianos, los colombianos, los brasileros, etc., somos diferentes, pero lo que tenemos en común es la alegría y las ganas de vivir al máximo y eso se nota en el diseño.

¿Qué opinas de estas iniciativas como Cromía que involucran a los jóvenes y profesionales del diseño?

Es excelente. Cromía es una iniciativa del gobierno y eso es muy importante porque son los gobiernos los que tienen que entender la importancia de los aspectos culturales de cada país. A través del aspecto cultural se puede promocionar un país, para que la gente se quede con la mejor percepción de éste y el diseño puede dar una mano para esto.

Por ejemplo, los colombianos han hecho de su café el mejor del mundo, así no sea mejor que el de Nicaragua o Nigeria, pero la gente a nivel mundial tiene la percepción que el café colombiano es el mejor. Los franceses han hecho lo mismo con los vinos, los vinos argentinos, chilenos o italianos pueden ser mejores y al mismo precio, pero el mundo entero prefiere el francés.

​Por eso este tipo de eventos sirven, para que la agente ayude al país, a encontrar su identidad y promocionar lo mejor. Pero lo sobresaliente es que en Cromía hay muchos jóvenes y eso ayuda a crecer.

¿Qué te llevas como percepción del Ecuador?

Que quiero volver y a la UDLA también. Espero que para un programa de Maestría o algo parecido, pero quiero volver a estar aquí.

Redacción OMNIA