UDLA participó en la firma de una nueva carta internacional de promoción de la salud

Firma de la Carta de Okanagan

Firma de la Carta de Okanagan

La Carta de Okanagan es una llamada a la acción para la salud y bienestar.

Una nueva carta de promoción de la salud ha sido firmada al finalizar el 2015 Congreso Internacional de Universidades Promotoras de Salud, diez años después de la Carta de Edmonton. Este documento compromete a las instituciones de educación superior a la creación de unos campus más saludables a través de acciones que incluyen proyectos de investigación y la promoción de salud.

“Las universidades deben ser ejemplos de comunidades promotoras de salud”, dijo Deborah Buszard, vicerrectora de la University of British Columbia y principal del campus Okanagan, donde se preparó la Carta el junio pasado. “La Carta Okanagan es una llamada a la acción poderosa para que las instituciones de educación superior incluyan la salud en sus políticas y servicios para crear ambientes que apoyan a la salud y desarrollo personal, y para convertirse en comunidades con una cultura de bienestar”.

Ana Martínez, docente de la UDLA, ha sido parte del Grupo de Trabajo que ha redactado la Carta de Okanagan y que ahora está trabajando en su difusión. Su papel ha sido clave para introducir la visión de los países de América Latina en el contexto de la Red Iberoamericana de Universidades Promotoras de Salud. Ana Martínez firmó la Carta públicamente en representación de la Red Ecuatoriana de Universidades Promotoras de Salud constituida en la Universidad de las Américas el pasado 7 de abril de 2015.

Alfonso Contreras, asesor regional de educación para la salud y el cambio social, Organización Panamericana de la Salud, Washington DC, describe el desarrollo de la Carta como un “momento histórico” de importancia global.

Personas de 45 países diseñaron la Carta para confrontar asuntos cada vez más complicados sobre salud, bienestar y sostenibilidad de población y del planeta que habitan. La Carta de Okanagan sitúa a la educación superior liderando este proceso dentro del movimiento de universidades promotoras de salud a nivel global. Los delegados en el congreso se comprometieron a llevar la Carta a sus países y organizaciones de origen para movilizar la acción para la promoción de la salud dentro y fuera de los campus.

“El objetivo fue fortalecer un movimiento que ya estaba desarrollándose para universidades promotoras de salud”, dijo Mark Dooris, docente de Salud y Sostenibilidad en la University of Central Lancashire, Reino Unido,  “Inherente a eso, desarrollamos una Carta que orienta y describe una hoja de ruta en lo sucesivo”.

Alineada con los movimientos Acción Transversal y Ciudades Saludables de la Organización Mundial de la Salud y la Agenda de Desarrollo post-2015 de las Naciones Unidas, La Carta de Okanagan actualiza los últimos avances en el conocimiento sobre promoción de la salud.

“Las universidades tienen un potencial único como laboratorios vivos para desarrollar, ensayar y diseñar políticas y buenas prácticas que se pueden trasladar a otras comunidades”, dijo Tara Black, co-presidenta del Grupo del Trabajo de la Carta y Directora Asociada de Promoción de Salud en Simon Fraser University.

“La Carta de Okanagan es especialmente valiosa porque es visionaria, inspiradora y también muy práctica, con un marco de actuación que se puede adaptar a cualquier campus”, dice la presidenta de la conferencia, Claire Budgen.

 

La Carta está disponible aquí:

Para saber más, visita: www.internationalhealthycampuses2015.com/charter-renewal