La UDLA capta a nuevos amantes de los libros con el Teatro de Lectores

Biblioteca

Biblioteca

Interpretar a un personaje usando solamente la voz y un poco de imaginación es el reto de los niños de la Escuela Fiscal Mixta Costa Rica, ubicada en Nayón. Ellos asisten dos veces por semana a la Biblioteca Infantil de la UDLA, donde los estudiantes de Psicopedagogía les ayudan a mejoran sus habilidades lectoras, a través del proyecto Teatro de Lectores.

¿Qué hacen los niños?

Los alumnos de 4º de Básica acceden a un cuento escrito de forma sencilla. En primera instancia, éste es leído por un estudiante de Psicopedagogía, que es un lector competente y quien, luego, acompaña al menor en una lectura en conjunto.

En una tercera etapa, el niño lee en su mente y finalmente, en una cuarta fase, lo hace solo. “Este método se denomina de lecturas repetidas y el objetivo es mejorar la fluidez e interpretación lectora”, explica Sofía Zevallos, Coordinadora Académica de Psicopedagogía y de este proyecto.

Finalmente, la meta es demostrar ante sus demás compañeros que puede interpretar un personaje, pero no a través de disfraces o títeres, sino solamente usando correctamente la entonación de su voz y la prosodia (uso correcto de los signos de puntuación). De allí su nombre: Teatro de lectores.

Sobre la actividad

La Coordinación de la carrera se puso en contacto con el psicopedagogo Juan Cruz Ripoll de la Universidad de Navarra, en España, quien les propuso adaptar la idea del proyecto al entorno ecuatoriano.

Así que Sofía y sus alumnas comenzaron la tarea de acoplar los cuentos con palabras que se entendieran en el país. Pero además, ellas tienen la libertad de desarrollar cuentos bajo el mismo esquema, es decir que tengan una extensión máxima de una hoja, que sean dinámicos y que estén escritos de forma sencilla.

Pasado y futuro

El proyecto, por supuesto, no es improvisado. Sofía explica que desde mayo de 2015 se empezó con la etapa de concepción de la idea, diagnóstico, acercamiento a los directores y profesores de la escuela y selección del grupo de estudiantes a los cuales, los alumnos de Psicopedagogía aplicaron un test inicial.

Son 90 niños que participaron en esta etapa aunque solo 30 asisten a la Biblioteca. “Esto es para poder hacer la posterior comparación de los progresos de las habilidades lectoras”.

Se estima que para junio de 2016 se inicie la evaluación final de los resultados y comience una nueva fase con otro grupo de niños. La misma concluiría en 2017. “Por el momento podemos decir que hemos visto que los alumnos adquirieron más seguridad de sí mismos y que tienen la iniciativa de tomar y explorar un libro sin que se les obligue a ello” concluye Sofía.