Innovación social, la meta de la ASEUDLA

Innovación social

Innovación social

“Antes de pensar en poner un negocio para hacer dinero, los emprendedores deben tomar en cuenta lo que les hace felices. Se trata de descubrir cuál es tu propósito en la vida y que ese sea el motor para impulsar las iniciativas”, así lo considera Leonello Bertini, coach y facilitador de uno de los talleres que se llevó a cabo en el contexto de la 1ª Semana de innovación social.

Este evento reúne a 27 participantes, estudiantes de la UDLA, quienes están interesados en emprender socialmente. Es decir que se enamoren de un problema de su comunidad y que de las posibles soluciones surjan proyectos. Sí, que ganen dinero, pero que sobre todo piensen en cómo generar un impacto positivo a escalas cultural, ambiental y social.

Así, lo explicó Mateo Crespo, Presidente de la Asociación de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA) y representante de la ASEUDLA al igual que Doménica Sevilla, quien además es Presidenta de la Asociación de estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (FACEA). Ambos son organizadores de la Semana de innovación social que se está llevando a cabo desde el 18 de julio de 2016 y concluirá el 29 del mismo mes.

En una primera fase los asistentes obtuvieron información a través de charlas con emprendedores exitosos, luego fueron parte del taller Qtaliza donde identificaron su propósito en la vida y plantearon posibles soluciones- emprendimientos. En una tercera etapa aprendieron técnicas de venta de acuerdo a cada tipo de cliente. “Posterior a ello tienen 9 días de preparación para validar sus proyectos, crear un prototipo y prepararse para la feria que será el 29 de julio (de 2016)”, explican Mateo y Doménica.

Luego de este tipo de experiencias se evidencia un despertar. “Los estudiantes quedan motivados. Y la propuesta es que los estudiantes vayan probando su entusiasmo y creatividad en sus ideas. Probando porque esto es una metodología de prueba y error”, comenta Daniela Peralvo, Cofundadora de Impaqto, organización coorganizadora del evento.

“Tenemos que enamorarnos de los problemas y no de las soluciones”, dice Daniela. Para ella el emprendimiento social se trata precisamente de eso, de apasionarse por una problemática hacia la cual uno siente un fuerte deseo por solucionarla.

Más sobre Qtaliza

Este taller, que se realizó el 19 de julio de 2016, se basa en cuatro pilares. El primero es descubrir el propósito personal de vida de cada participante. En segundo lugar se busca encontrar un problema que exista en la sociedad y que uno quiera resolver. Un tercer pilar es encontrar una solución para emprender y ya como último, pensar cómo hacer un emprendimiento sustentable, explica David Lamka, Director de OrangeSky y facilitador del taller.

Es un aprendizaje experiencial, enfatiza David. No se trata de estar sentados y recibir conocimientos sino que desde la emoción y desde el movimiento participar y aportar, detalla David. (DB)