UDLA gana dos premios en Concurso de Robótica

Los premios del primer y tercer lugar, en dos de siete categorías, fueron para estudiantes de la UDLA. Ellos participaron con sus prototipos en la XI edición del Concurso Internacional de Robótica UMEBOT organizado por la Escuela Politécnica Nacional.

Los estudiantes  de 5º y 7º semestre de la carrera de Ingeniería Electrónica y Redes de Información de la UDLA crearon dos robots capaces de encontrar la salida de un laberinto y de ganar una lucha cuerpo a cuerpo con otro de su especie.

La gran pelea

El primer lugar en la categoría “Batalla de robots” fue para el grupo de Miguel Lema. Él junto a otros cuatro compañeros construyeron un prototipo para luchar en la subcategoría de 30 libras.

Desde noviembre de 2016 iniciaron con la construcción del mismo para tenerlo listo hasta el 13 de enero de 2017, día de la competencia, explica David Chaguaro, integrante de este grupo.

Lo primero que hicieron fue conocer las reglas y ver referencias de robots profesionales. Armaron el diseño y lo empezaron a construir. Para eso, algunas piezas debieron importarlas de Estados Unidos e Inglaterra.

De entre las opciones que tuvieron seleccionaron finalmente una que tenía, un tambor que giraba más rápido y, la fuerza para acabar rápidamente con el enemigo.

La pelea la ganaron con rapidez sin embargo el triunfo no es el último paso que quieren dar. David explica que el motor del arma del robot tiene mucho por mejorar. “Es nuestra primera competencia pero queremos participar en otras así que nos dedicaremos a mejorar el prototipo”, detalló.

El laberinto

A diferencia del equipo de David, el de Karolain Revelo y André Torres ya tenían su prototipo armado con anterioridad. Incluso ya participaron en un evento anterior pero no salió ganador.

Eso, sin embargo, no fue impedimento para que analizaran por qué no ganó y se esforzarán para corregir los errores.

“SpeedyBot” es el nombre que le dieron al robot que reconstruyeron para este concurso. “Eran errores en el ámbito de programación. Además nuestro hardware era muy grande y ahora hicimos una miniatura de 7 cm de ancho”, explicó Karolain.

André comentó que el objetivo de esta categoría, llamada “Seguidores de línea”, es que el prototipo alcance el final del laberinto en el menor tiempo posible y de manera autónoma. Para eso crean un algoritmo que en su caso fue el “mano derecha” que logra que con este elemento siga una trayectoria hasta encontrar la salida. SpeedyBot tardó 59 segundos en realizar esta acción. (DB)