UDLA fue sede de la Conmemoración de las Víctimas del Holocausto

Conmemoración Holocausto

Conmemoración Holocausto

No olvidar. Ese es el mensaje principal que queda de la Conmemoración del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. El evento se llevó a cabo en el Patio de las Culturas de la Universidad de Las Américas (UDLA) donde la comunidad judía se reunió para escuchar a representantes de diferentes organizaciones.

Cada 27 de enero se conmemora este día en homenaje a los 6 millones de víctimas del genocidio ocurrido como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, que concluyó en 1945. Fue la Organización de Naciones Unidas la que destinó este día para promover su recordación.

“Estas iniciativas nos permiten fomentar el respeto a los derechos humanos y recordar para no repetir el horror del pasado”, destacó Kyungan Park, Representante del Programa Mundial de Alimentos del Sistema de las Naciones Unidas en el Ecuador, durante su discurso. Enfatizó en que este hecho del pasado nos permite extraer lecciones valiosas sobre el peligro del extremismo y la prevención del genocidio.

“La conmemoración del Holocausto debe transmitir al mundo un mensaje claro y firme que nos ayude a descifrar los graves dilemas que nuestra sociedades enfrentan y que evite un nuevo descenso a los infiernos”, indicó Carlos Larreátegui, Rector de la Universidad de Las Américas. Puntualizó en que la conmemoración es una celebración de vida y un justo homenaje al pueblo judío, así mismo detalló la importancia de la “búsqueda permanente de la convivencia pacífica”.

En esta misma idea enfatizó María Brown, Oficial de Educación de UNESCO, quien expresó su solidaridad con la memoria histórica que representa este pasaje. “Buscamos rescatar la historia y reflexionar sobre la historia para proponernos trabajar de manera conjunta por un futuro más equitativo, tolerante y justo”.

Por su parte Edwin Yabo, Embajador del Estado de Israel en Ecuador, llamó la atención respecto a que la banalización del Holocausto es la negación de la existencia del mismo. Pero al mismo tiempo destacó la importancia que tuvo Ecuador en la recepción de judíos en aquella época, donde encontraron “refugio y santuario para desarrollarse pacífica y productivamente”.

Esta banalización del Holocausto tiene su razón de ser en la ignorancia, la falta de conciencia, la poca empatía e incluso en el sadismo y el odio. Así opinó Joachim Ernst von Marschall, Embajador de Alemania en Ecuador, quien también brindó un discurso en el evento.

El acto concluyó con la intervención de Alberto Dorfzan, Presidente dela Comunidad Judía en Ecuador y de Max Godet, Rabino de la Comunidad Judía en el país, quienes hicieron un llamado a la reflexión y a “construir el presente, recordar el pasado y actuar con fuerza y valentía”.

Los sobrevivientes de la tragedia fueron los encargados de encender las velas en conmemoración de los 6 millones de víctimas del Holocausto. (DB)