Cambio extremo y beneficio para los más pequeños

Estudiantes de la Carrera de Arquitectura Interior trabajaron en la remodelación de la infraestructura de un centro infantil ubicado en el Barrio Colinas del Norte, en el noroccidente de Quito.

Alrededor de 70 estudiantes de distintos semestres de la Carrera de Arquitectura Interior, trabajaron en la remodelación de la infraestructura del Centro Infantil Acuarela, en el que se cuidan a niños de distintas edades, del barrio Colinas del Norte, en el noroccidente de Quito.

Entre las actividades que los estudiantes desarrollaron en este establecimiento, estuvo el tratamiento de paredes, remodelación de muebles, elaboración de murales y pintar varias paredes del centro educativo.

Daniela Félix  y Gabriela Albán son las responsables de este proyecto de vinculación con la comunidad de la carrera, que buscan dotar de espacios idóneos para el aprendizaje de los más pequeños. (OP)