José Miguel Vivanco de Human Rights Watch brindó informe de derechos humanos en la UDLA

José Miguel Vivanco

La tarde de este pasado 29 de mayo en el Auditorio del Campus UDLAPark, representantes de la ONG Human Rights Watch (HRW), presentaron el informe de las reuniones que mantuvieron con las autoridades del Gobierno ecuatoriano, entre ellos el Presidente Lenín Moreno, y representantes de la Asamblea Nacional, así como también con diversos actores de la sociedad civil y prensa en el país, sobre la situación actual de los derechos humanos en nuestro país.

Vivanco estuvo acompañado de Tamara Taraciuk Broner, investigadora senior de la División de Las Américas de Human Rights Watch, en donde ambos delegados aplaudieron las recientes reformas presentadas por el Ejecutivo para la la Ley Orgánica de Comunicación en relación a la eliminación de las sanciones a los medios independientes y a la disolución de la Superintendencia de Comunicación.

En este contexto José Miguel Vivanco enfatizó que aún hay mucho trabajo por hacer en tres ejes fundamentales como lo son, libertad de expresión, libertad de asociación e independencia judicial en el país, en este último punto los delegados puntualizaron quees imperativo contar en el Ecuador con una justicia independiente para investigar los últimos casos de corrupción, ya que si no hay justicia independiente será difícil mantener un estado de derecho”.

Bajo la moderación de nuestra catedrática María Dolores Miño, ambos delegados concordaron que el cambio en la línea del gobierno es una de las pocas buenas noticias en el contexto latinoamericano, por la reivindicación de los derechos humanos, su actitud tolerante y la promoción del pluralismo, algo que según el criterio de los expertos no sucedió bajo la administración del economista Rafael Correa Delgado.

La delegación cerró su gira en el país, en la Universidad de Las Américas, la cual se erige como un centro de debate en tema de derechos humanos y libertad de expresión. El Auditorio de UDLAPark contó con actores políticos, prensa, organizaciones de diversas índoles y estudiantes de la Facultad de Comunicación, quienes cerraron este conversatorio con una serie de preguntes a los delegados de Human Rights Watch.