FACEA discute sobre los retos de la política económica

FACEA

¿Vamos bien, vamos regular o vamos mal? Es la reflexión y pregunta que planteó Jorge Ortiz y con ella abrió el debate en el conversatorio, “Retos futuros de la política económica”, organizado por la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (FACEA) de la UDLA.

El periodista Jorge Ortiz fue el moderador de esta charla en la que compartieron escenario, Mauricio Pozo, Asesor Académico de la Universidad SEK, Augusto de la Torre, Director del Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales de la UDLA y Vicente Albornoz, Decano de la FACEA.

“Yo imaginé que serían intervenciones complementarias, pero, para Vicente existen buenas noticias; Mauricio planteó un escenario fiscal donde falta por hacer, es decir no vamos tan bien, y; con la charla de Augusto sentí que vamos bastante mal”, resumió Jorge Ortiz.

Las intervenciones a las que hace alusión esta reflexión en breves palabras, destacan las siguientes ideas:

Augusto de la Torre. “En Ecuador estamos obstinados y obsesionados, por obvias razones, de hablar de temas muy coyunturales. Y esos temas, corresponden apenas al 10% de lo que hace un país próspero, con empleo, donde a los hijos les va mejor que a los padres, un país de sueños… Crear un lugar así requiere una agenda más ambiciosa, que vea más allá de los problemas coyunturales”, destacó el expositor.

Por ello, el Ecuador debe buscar un crecimiento económico sostenido y esa tarea requiere mayor empeño para su consecución y no solo la resolución del problema fiscal.

“Lo que queda claro es que a los países que les va bien son los que logran aumentar su presencia en los mercados internacionales de manera sistemática”.

Mauricio Pozo. Existen tres grandes dificultades que se deben corregir en el ámbito fiscal.

  1. Tamaño del Estado. Si se define su rol será posible determinar el tamaño. Y para ello hay que preguntarse si será un Estado empresario o no; si continuará a cargo de compañías farmacéuticas, importadoras, de aviación, gasolineras…
  2. Déficit. Al existir un exceso de gasto sobre el ingreso existe un déficit a financiar. Entonces es necesario aumentar los ingresos para lo cual se debe tomar en cuenta la coyuntura del país. Por ejemplo, si se busca hacerlo a través de los tributos, eventualmente se podrían generar más problemas que beneficios.
  3. Deuda. Hay que tomar en cuenta que cuando se adquiere deuda en condiciones inadecuadas se genera un gasto futuro adicional entrando en un círculo vicioso.

Entonces, ¿qué hacer? Para Mauricio Pozo, algunas de las posibilidades son las siguientes:

  • Reemplazar la deuda con mejores condiciones a través de la reducción del riesgo, bajo el discurso positivo respecto a la viabilidad en Ecuador y con un programa económico que convenza a los organismos multilaterales.
  • La viabilidad también debe trabajarse a partir de la reducción del costo de producción, modernización del mercado de trabajo, abaratamiento de los costos de financiamiento, acuerdos de comercio…
  • En relación al tema monetario, la propuesta es hacer que el Banco Central vuelva a ser autónomo e independiente y que el Seguro Social deje de ser la “caja chica” del gobierno.

Vicente Albornoz. La buena noticia es que al parecer actualmente existe un desacoplamiento del gasto público a la economía, que es precisamente uno de los retos de la política económica. “El gasto público cayó en $600 millones gracias a una fuerte contracción en gasto de inversión y eso sucedió a pesar de un crecimiento en el gasto en sueldos y en intereses”. Vicente Albornoz añadió que entre 2008 y 2012, la economía estaba tan casada con el crecimiento del PIB, que, casi exactamente en los meses que cayó el gasto público, la economía ecuatoriana se contrajo.

Otra buena noticia es que en los últimos cuatro trimestres no ha existido crecimiento del gasto público lo cual no ha generado una contracción de la economía, como sí sucedía en 2009 o 2015 por el modelo que se aplicaba. (DB)