Segundo Camino, una visión integral al mundo de los negocios

Segundo Camino, una visión integral al mundo de los negocios

segundo camino

¿Deberían los estudios académicos sustentar la creación de políticas públicas? ¿Cuál es el vínculo entre universidades y sector privado? Segundo Camino, docente de la Escuela de Negocios de la Universidad Las Américas, es de aquellos expertos que reconoce el valor de la investigación como fuente de decisión, desarrollo e innovación; es decir, revaloriza el sentido de la fundamentación científica no solo al momento de asesorar y brindar consultorías, sino como base del debate público.

Catedrático e investigador, entre otros temas, en productividad y sistemas financieros, aprovechamos la publicación de su reciente informe “Panorama de las mipymes y grandes empresas del Ecuador” para conversar sobre la relación entre academia y quehacer profesional; los desafíos del emprendimiento y las estrategias que garantizan su sostenibilidad en el largo plazo.

¿Cómo integrar el aspecto teórico – investigativo con la lógica profesional, dentro de la academia?

Dentro de las universidades, tiene que existir un vínculo entre lo que dice la teoría y lo que realmente se aplica durante el ejercicio laboral. En esa línea, relacionar textos con temas de coyuntura e interés público, evidencia cómo los conceptos subyacen en los distintos fenómenos económicos y empresariales. Los conocimientos adquiridos en clase no se observan implícitamente: están en los detalles que permiten una reflexión más profunda.

¿En Ecuador hay mucha opinión sin fundamento?

Si bien en los últimos años, se ha avanzado en materia de estudios y publicaciones, persisten las opiniones sin fundamentación científica en el debate público. Esto se explica, en gran medida, por una creencia cultural: las personas escuchan lo que quieren escuchar, más allá de las evidencias que demuestran lo contrario. Por ello, el siguiente paso consiste en adaptar las investigaciones como insumos de decisión, tanto en el ámbito público como privado.

Mejorando la construcción de políticas públicas…

Las instituciones del Estado deben estrechar el vínculo con la academia a través de convenios de cooperación y apoyo interinstitucional. De esta manera, no solo se promueve la investigación, sino que se brindan datos para la generación de políticas públicas. En el país ya existen algunas organizaciones que trabajan conjuntamente con las universidades.

Respecto a la investigación de mipymes y grandes empresas, ¿qué recepción tuvo?

La investigación, realizada en 2017 y actualizada este año, tuvo una aceptación interesante en el país.  Además del impacto mediático, el estudio demostró la situación del tejido empresarial ecuatoriano. Por esta razón, algunos ministerios y gremios empresariales se interesaron en nuestros resultados ya que éstos pueden ser un input para sus futuras propuestas.

¿Cuál es el reto de las pequeñas empresas en Ecuador?

En un mercado donde las grandes empresas poseen gran participación de mercado, la única forma de competir (y sobrevivir) es a través de la innovación; misma que debe acompañarse con estrategias de captación de clientes desatendidos por dichas corporaciones. Las mipymes mantienen un vínculo directo con los consumidores. Y es una ventaja para ser aprovechada.

¿Qué problemas enfrentan las mipymes?

El principal inconveniente que afrontan las micro, pequeñas y medianas empresas, es de ámbito interno: la falta de organización. No es el mercado internacional ni los shocks macroeconómicos, su problema pasa por decisiones gerenciales que afectan los flujos de inversión.

El entorno ecuatoriano ¿alienta la inversión y el emprendimiento?

El ecosistema de innovación en Ecuador ha mejorado; es más, existen leyes que incentivan el emprendimiento. Sin embargo, el marco jurídico no es suficiente por sí mismo: lo importante está en la visión para hacer negocios. 

Al finalizar la entrevista, Segundo comparte los 3 factores que todo emprendedor tiene que considerar al momento de iniciar su proyecto: llevar una contabilidad clara, elaborar un plan estratégico e involucrar a más personas en el negocio. Su extensa trayectoria como docente en prestigiosas universidades de Quito y Guayaquil, además de su reconocida carrera profesional, pasando por la actualización constante en diferentes Escuelas de Negocios del mundo, remite a esos expertos que, a través de la academia, trabajan por el crecimiento económico y productivo del país. (NC)