udla

UDLA participa en proyecto “Laboratorios Urbanos de Quito”

 

Una iniciativa de la Secretaria de Territorio, Hábitat  y Vivienda (STHV) del Municipio de Quito, junto con la participación de asociaciones, colectivos, academia, entre otros actores, hicieron posible el proyecto denominado “Laboratorios Urbanos de Quito”.

Una herramienta que permite identificar, evaluar y escalar programas y políticas públicas territoriales de usos del suelo, hábitat, espacio público, patrimonio edificado y vivienda, bajo conceptos de sostenibilidad, inclusión social, calidad ambiental, universalidad y cohesión social.

Surge como una respuesta ante la necesidad de diseñar políticas basadas en la evidencia. Gobiernos de todo el mundo generan espacios orientados a encontrar ideas innovadoras capaces de proporcionar soluciones a los problemas en los espacios públicos y sociales.

Claudia Maldonado, docente de la Facultad de Arquitectura de la UDLA, nos cuenta más sobre los laboratorios urbanos.

“El  principal objetivo de este proyecto es invitar a la ciudadanía a participar en las actividades que se desarrollan para la mejora del espacio en los diferentes barrios de Quito. Incentivar el uso del espacio público de una manera consciente, ordenada y segura“, mencionó Claudia.

En el mes de diciembre realizamos el recorrido junto al alcalde Jorge Yunda, en compañía del decano de la Facultad Rafael Vélez y Ninike Celi como parte de un acercamiento con las autoridades y el colectivo.

¿Quiénes participan en este proyecto?  

Colectivo Turístico Corredor Chimbacalle

Comerciantes del sector.

Academia: Escuela de Arquitectura UDLA

Colegios.

Municipio de Quito:

  • Secretaría de Territorio, Hábitat y Vivienda.
  • Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas.
  • Agencia Metropolitana de Transporte.
  • Secretaría de Movilidad.
  • Quito Turismo.
  • Instituto Metropolitano de Planificación Urbana.

¿En qué consiste el laboratorio urbano de Chimbacalle? 

 Consiste en una reactivación turística y cultural de la zona de Chimbacalle, a través de estrategias como la pacificación de vías, mejoramiento del espacio público deteriorado, mitigación de la delincuencia barrial y reactivación económica.

¿Cómo participó la UDLA? 

En este caso puntual, la Facultad de Arquitectura, participó en los talleres de urbanismo táctico en conjunto con otros actores, para la generación del rediseño del paseo Chimbacalle y el diseño los elementos de urbanismo táctico en la zona. Un proyecto dirigido expresamente a la comunidad del barrio y los visitantes.

¿Cuál es el aporte que la universidad obtiene de este proyecto?   

Este tipo de iniciativas, son una oportunidad para el crecimiento personal y profesional de los alumnos. Enfrentarse a problemas reales y trabajar con actores comunitarios de diferentes disciplinas, les permite ampliar el conocimiento y establecer alianzas. “Salir del aula” también es parte de la generación de conocimiento y genera academia, de ahí radica la importancia de los proyectos de vinculación con la sociedad.

¿Cómo beneficia este proyecto a los estudiantes? 

El trabajo de casos de estudio en contextos reales, como el caso de Chimbacalle y otros laboratorios urbanos, les permite prepararse de mejor manera para la aplicabilidad de su conocimiento y el trabajo multidisciplinar en la vida profesional. Este tipo de ejercicios les pone retos importantes en cuanto a la disciplina y el desarrollo de un proyecto que trasciende el papel. En el caso de Chimbacalle, lo que los alumnos propusieron en los talleres de urbanismo táctico para beneficio del barrio, se puede ver materializado en el contexto para el que fue diseñado.

Este es el segundo laboratorio urbano en el que la escuela de Arquitectura participa. El verano anterior trabajamos junto con el colectivo AAPA y el Colegio de Arquitectos, en el laboratorio urbano de Iñaquito, iniciativa de la que aún somos parte.

Estos proyectos y vínculos son de gran relevancia para la academia, se espera seguir participando en estos y otros laboratorios dentro de la ciudad.