UDLA realiza primer piloto de sistema de filtración con cerámica negra

El primer plan piloto del mundo para implementación de uso del filtro de cerámica negra para agua de consumo se realiza en el Ecuador actualmente, gracias a una investigación de la UDLA.

Se planifica implementar filtros de este tipo en 50 hogares de Nanegal y Gualea (Noroccidente de Pichincha) con el fin de analizar si efectivamente son una alternativa para reducir las diarreas infantiles provocadas por la baja calidad del agua.

Esto, luego de haber levantado una línea base de investigación, que les permitió seleccionar a las familias para el monitoreo.

Fueron 114 estudiantes de la carrera de Biotecnología de la UDLA quienes intervinieron en este proceso de recolección de información a través de encuestas y acercamientos a las familias explica Fernanda Chico, Docente Investigadora y quien está a cargo del componente de vinculación con la comunidad que tiene este proyecto.

 

Este estudio inició en febrero de 2017 aunque tiene su origen en 2010, de la mano de Laura Guerrero, actual Docente Investigadora de la UDLA. Fue en Barcelona, con su tesis doctoral que ella inició las investigaciones y encontró que, el filtro de cerámica negra (que se consigue por un tipo especial de cocción de la arcilla) podría ser más resistente a los virus, debido a sus propiedades.

Sistema filtracionPara esta implementación la UDLA está trabajando con una fábrica de filtros ubicada en Pifo, cuyos propietarios se han mostrado dispuestos a colaborar con la investigación y como consecuencia de esta apertura ya se ha puesto en marcha la producción de este tipo de equipos.

Adicionalmente en los laboratorios de la universidad, los estudiantes de Biotecnología realizaron el análisis microbiológico de las muestras de agua recibidas. Y actualmente se analiza de manera regular, a través de la participación de tesistas, el tiempo de vida útil de un filtro de este tipo.

“Se estima que el filtro se debe cambiar cada año por precaución, pero en realidad nadie lo ha verificado. Por eso tenemos en nuestro laboratorio un sistema de filtraje constante, como si una familia estuviera usándolo diariamente. Y semanalmente lo testeamos microbiológicamente”, cuenta Laura.

Durante la implementación, se prevé además la participación de otras 50 familias que utilizarán sus métodos tradicionales de filtración. Lo cual servirá para comparar la información obtenida de aquellos que si utilizaron los filtros de cerámica negra.

IMG_4444La implementación del plan durará hasta julio de 2018 aunque el uso de los filtros en las familias se realizará durante seis meses a partir del inicio del semestre en septiembre de 2017. La intención es complementar esta parte de la investigación con capacitación a la población respecto a buenos hábitos de higiene y correcto manejo de residuos, según explica Fernanda, ya que el objetivo principal es reducir el índice de enfermedades gastrointestinales.

Esas últimas actividades durarán hasta finales de 2018 aproximadamente. Por ello se espera la participación de más estudiantes de Biotecnología y de docentes que puedan aportar al tema.

Se prevé también generar publicaciones al respecto que incluyen las tesis que se están realizando y artículos relacionados al plan piloto. Además se realizará una guía para la elaboración de los filtros de cerámica negra para el público interesado y un manual para distribuir en los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). (DB)