Imposición del Mandil Blanco UDLA 2017: Una celebración a la vida

Este pasado 13 de octubre se llevó a cabo la séptima ceremonia denominada “Imposición del Mandil Blanco” en las instalaciones del Auditorio en Campus UDLAPark.  Evento en el cual, de manera simbólica, se entrega el mandil a los médicos de nuestra prestigiosa Escuela de Medicina que han concluido su temporada de internado y que están próximos a titularse.

En este magno evento destacamos la presencia del Dr. Carlos Larreátegui, Rector de la UDLA, Gonzalo Mendieta, Vicerrector Académico, Dr. Alfredo Borrero, Decano General de la Facultad de Ciencias de la Salud, Dr. Jorge Gabela, Decano de Medicina y el Dr. Santiago Córdova Égües, referente en el país en el campo de la ginecología y de la medicina reproductiva, quien fue invitado por la universidad.

El inicio del evento marcó las palabras de bienvenida por parte de nuestro Rector, Dr. Carlos Larreátegui, “ustedes jóvenes han sido formados con los mejores docentes y las mejores técnicas, hoy es un día feliz que debemos celebrarlo por todo lo alto, estamos orgullosos de ustedes, contagiados por la pasión que han demostrado”, destacó.

En esta ceremonia estuvieron presentes los familiares, amigos y personas cercanas a los nuevos médicos quienes son testigos de este inicio en su carrera profesional y que da pie, para que una nueva generación de profesionales de la salud, se integre al campo laboral en nuestro país.

La ceremonia tuvo como dinámica, que los padres sean los encargados de calzar el mandil blanco a cada uno de sus hijos, acto que brindó emotividad al evento. Hasta el año 1.900 los mandiles de los médicos eran de color negro, porque su labor era la de evitar la muerte. Posteriormente se cambia al color blanco con el fin de cambiar esa imagen por la de pureza y ahí nace esta ceremonia.

Al finalizar el acto fue turno de nuestra mejor graduada, Christina Escobar, en brindar palabras a compañeros, autoridades y familiares, “Quiero agradecer a la UDLA por ser nuestra casa, todos estos años, y por habernos brindado 2 cosas vitales, nuestros compañeros que ahora son amigos y colegas y segundo a nuestros docentes que ahora son también amigos y maestros a quienes llevaremos en el corazón durante toda nuestra vida” sostuvo.

Ahora, estos nuevos médicos están listos para afrontar los nuevos retos de la profesión. “Sé de lo que cada uno es capaz en el futuro, y sé que serán los mejores, este es un logro más en nuestras vidas, y tengo plena confianza que nos queda mucho por delante”, exhortó Christina. (CG)