Estudiante de Ingeniería Agroindustrial y de Alimentos comparte su experiencia de Intercambio en Framingham State University

Andrea Cabezas, estudiante de Ingeniería Agroindustrial, compartió su experiencia de intercambio en Framingham State University en Massachusetts-Estados Unidos.

Hablar de un intercambio es hablar de una de las experiencias más enriquecedoras que podemos llegar a vivir. Todo empezó en marzo del 2017, cuando por curiosidad decidí investigar universidades a las cuales podría aplicar para un intercambio, una idea loca que de la nada llegó a mi cabeza. Descubrí opciones en Argentina, Chile, Perú y Estados Unidos, con muy buenas ofertas académicas. Pero lo que me hizo decidir para aplicar a Framingham State University en Massachusetts fue sin duda el poder salir por completo de mi zona de confort gracias al idioma.

Luego vino el papeleo: calificaciones, nivel de inglés, formularios, etc. Mientras esperaba la respuesta de la universidad me sentía nerviosa, pensando en las razones por las cuales deberían aceptarme y en las posibilidades de que esto no sucediera. Las personas de mi entorno me preguntaban: “¿y sí te irás de intercambio?”, es gracioso porque ni yo lo sabía. Todo sucedió tan rápido y era realmente increíble ver como las cosas fluían para cumplir este sueño.

En fin, cuando viajé a Estados Unidos, y el día de ir a la universidad había llegado, sentí el miedo que no había sentido durante los meses anteriores: ¡Mi sueño comenzaba a materializarse! No sabía lo que me esperaba, ni tampoco todo lo que yo era capaz de realizar. Hoy, llevo un mes aquí en Framingham y estoy sumamente feliz, porque han sido días increíbles en los que aparte de poder tener una visión diferente de mi carrera y aprender a vivir sola, he podido conocer personas y lugares maravillosos. He tenido la posibilidad de conocer a personas de Inglaterra, África, Indonesia, China, Corea, India, Canadá, Puerto Rico y por supuesto, Estados Unidos.

Además, decidí unirme al club de Food Science, en donde junto a mis compañeros seremos parte del Student Product Development Competition organizado por la empresa Ocean Spray todos los años. Cada día, es un nuevo reto y hoy doy gracias a todas las personas que han estado acompañándome en este sueño: a mis padres por todo su esfuerzo y por no dejarme sentir sola ni un momento, a mis profesores por su apoyo incondicional, a mis nuevos amigos por hacerme sentir como en casa y, sobre todo, a Dios por darme esta inmensa oportunidad.

Mi nombre es Andrea Cabezas y soy estudiante de la Universidad de Las Américas, de la Ingeniería Agroindustrial, en Framingham State University para la carrera de Food Science. Un intercambio es una puerta a un mundo lleno de posibilidades. Hoy soy yo, pero mañana podrías ser tú quien viva esta experiencia que te cambiará por completo. Recuerda, “la vida empieza al final de tu zona de confort”.  (OP)