UDLA abre nuevo centro de simulación en Novaclínica

Centro de Simulación UDLA Novaclínica

En un espacio de 500 m2 y un entorno hospitalario los estudiantes de Medicina de la UDLA se preparan para ser los nuevos profesionales de la salud. Este es el nuevo centro de simulación clínica con el que cuenta la universidad y, que se suma al de 2000 m2 ubicado en el campus UDLAPark.

Esta nueva área se encuentra en el tercer piso de una de las torres de Novaclínica, institución con la cual la UDLA firmó un convenio en octubre de 2017.

Esta es una herramienta más de enseñanza. No quiere decir que los estudiantes no tengan contacto con pacientes reales sino que, antes de tener acceso a ellos, los alumnos demuestran sus destrezas con simuladores”, comenta Alfredo Borrero, Decano de la Facultad de Salud de la UDLA.

Así pueden enfrentarse a situaciones como la colocación de un tubo toráxico, la desfibrilación en una taquicardia ventricular, sondajes vesicales, entre otros procedimientos, que son “de mucho estrés, muy complicados, pero cuando deban enfrentarlos ya tendrán la práctica en su memoria”, menciona el Decano.

Los equipos que se ubican en el nuevo centro de simulación son de alta gama tecnológica y de versiones modernas. Uno de los ejemplos de ello es HAL, un simulador de alta fidelidad que se asemeja a un humano real (hombre y mujer), a través de movimientos del tórax similares a la respiración, parpadea, convulsiona, tiene reacción pupilar, pulsos carotídeos,branquiales, femorales, entre otras funciones, además y puede expresarse en cinco idiomas, cuenta Hidelsy Peña, Coordinadora de este centro en Novaclínica.

Además, HAL puede recibir fármacos mediante jeringuillas con un microchip incorporado que controla la dosificación correcta y que determinará la evolución correcta o no del paciente.

Los futuros profesionales pueden también interactuar con otros simuladores de menor complejidad que se encuentran en el centro. “Aquí, los estudiantes afianzan sus destrezas, aprenden a manejar las diferentes patologías. Es una manera más innovadora de practicar a diferencia de como se lo hacía antes en las escuelas de medicina”, destaca Hidelsy.

Este espacio cuenta con laboratorios de clases equipados con pantallas Smart Board, aulas de destrezas y dos espacios de simulación en los cuales, a través de un espejo de visión unilateral, los estudiantes pueden observar y analizar un procedimiento que realizan alumnos o docentes.

En estas aulas, tipo cámara de Gesell, también ocurren clases prácticas con pacientes estandarizados, que son actores que recrean una situación en específico de acuerdo a la programación semanal de estudio, por ejemplo: diabetes, apendicitis, infarto al miocardio, neumonía, etc., explica Hidelsy.

Todas las prácticas están dirigidas por profesores tutores, puntualiza Alfredo, quien además adelanta que este lugar también servirá para prácticas de las otras carreras de la Facultad de Salud como Enfermería o Fisioterapia.

La decisión de abrir un nuevo centro, según detalla el Decano, se dio para ampliar la capacidad de acoger a una gran cantidad de estudiantes de la Facultad y también para otorgar a los alumnos la posibilidad de estar en un entorno médico, hospitalario, cerca de pacientes reales. (DB)