Graduaciones: se cumple un sueño y comienzan otros

Graduaciones UDLA

Graduaciones UDLA

El esfuerzo de cuatro años de carrera, los bajos pero sobre todo los altos, los amigos que se quedan en el camino, los profes, los proyectos… todo se recuerda el día de graduación. Ese último momento en el que todas las emociones se mezclan y que hacen que tu corazón lata más rápido cuando finalmente te entregan tu título universitario.

La meta se veía muy lejana para algunos pero finalmente lo han logrado y van por más. Fueron cerca de 500 graduados de Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Veterinaria, Odontología, Arquitectura, Arquitectura Interior, Diseño Gráfico e Industrial , Hospitalidad y Turismo, Gastronomía, Psicología Clínica, Psicología Organizacional, Comunicación Corporativa, Multimedia y Producción Audiovisual, Periodismo, Publicidad, Derecho, Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, Educación Inicial Bilingüe y Música, quienes recibieron sus títulos el sábado 23 de julio de 2016.

El título es el símbolo de una etapa de vida finalizada, sin embargo, algunos de los graduados, vienen cosechando los frutos desde hace rato porque ya trabajan e incluso tienen sus propias empresas.

Ese es el caso de Pablo Villacreses quien desde la mitad de su último semestre en Hotelería y Turismo ya pudo abrir su propio negocio, un restaurante de alitas en Ambato. “Cuando comencé nadie conocía ese concepto de establecimiento en mi ciudad. Ahora han abierto muchos locales similares”, destaca. Para él el punto de apoyo fueron los conocimientos que le brindaron en la universidad para realizar este proyecto que lo planteó como un producto de clase cuando estaba en tercer semestre.

Marie Verdú también pudo abrir su propio negocio durante la carrera. Ella estudio Publicidad en la noche y a la par trabajaba en una agencia. Al año de estar estudiando ya sintió la confianza para emprender en su propia agencia de marketing digital que continúa abierta desde hace seis años. “Sentí que me hacía falta la parte académica. Tuve mucho apoyo de mis profesores que son también colegas del medio”, puntualiza.

Otro caso de emprendimiento es el de Christian Valle, graduado de Comunicación Corporativa. Él tiene dos empresas, una de eventos y otra textil. Estudiar le ayudó a implementar el departamento de comunicación, a establecer estrategias eficaces del área de marketing y publicidad y manejar el público externo e interno, cuenta.

Entre los graduados no solo hay casos de emprendimiento sino también de empleabilidad. Sofía Sánchez, de Gastronomía, se va un año a trabajar en un hotel en Maryland, Estados Unidos, donde consiguió una pasantía.

Verónica Pacini, graduada de Psicología, está ya trabajando en el área de talento humano de una empresa de marketing. Ella se encarga de la selección de personal. “Las pasantías que realizamos durante la universidad fue un plus y me ayudaron a despejar ciertas dudas. Por eso me siento preparada para afrontar los retos profesionales”.

Andrés Zanipattini también se siente apto y de hecho ya tiene a su cargo la imagen corporativa de dos marcas que se distribuyen en supermercados. Él estudió Multimedia y Producción Audiovisual. “Desde que estaba en la universidad ya trabajaba”, cuenta. (DB)